3 recetas con carne picada muy fáciles y rápidas

Hoy te proponemos 3 recetas con carne picada ideales para esos días en los que no te apetece complicarte mucho en la cocina.

3 recetas con carne picada muy fáciles y rápidas
Recetas sabrosas, versátiles y económicas

Si tienes uno de esos días en los que no sabes qué cocinar pero tampoco quieres pasarte horas en la cocina, a continuación te presentamos 3 recetas con carne picada muy sabrosas y sencillas.

Verás que la carne picada es un ingrediente muy versátil y lo podrás adaptar a multitud de recetas. Nosotros hemos optado por 3 recetas prácticas y económicas que nunca fallan.

 

3 recetas con carne picada que nunca fallan


1. Pastel de carne

El pastel de carne es una de las recetas con carne picada más populares, un clásico que a los niños les encanta, pero que además funciona genial como receta de aprovechamiento, ya que puedes utilizar las sobras de cualquier cocido de carne.

 

Ingredientes:

  • 500 g de carne picada
  • 30 g de mantequilla
  • 4 patatas grandes
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 apio
  • 1 vaso de caldo de carne o agua
  • ½ vaso de vino tinto
  • 4 cucharadas de salsa de tomate
  • Queso rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta

 

Preparación:

1. Pon a cocer las patatas en agua con sal para hacer el puré.

2. Pica bien la zanahoria, la cebolla, el puerro y el apio, y sofríelos en una sartén con un chorro de aceite.

3. Añade la carne picada a la sartén y remueve bien todos los ingredientes.

4. Cuando la carne cambie de color, incorpora el vino y el caldo de carne, y deja cocinar durante aproximadamente 20 minutos.

5. Incorpora la salsa de tomate, mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener una capa de carne compacta y retira la sartén del fuego.

6. Tritura las patatas con ayuda de un tenedor y añade la mantequilla. Sazona el puré con un poco de sal, pimienta y nuez moscada, y remueve bien hasta obtener un textura cremosa pero consistente.

7. Engrasa ligeramente los bordes de una fuente apta para horno y añade una capa de puré, seguida de una capa de carne y otra de puré.

8. Espolvorea un poco de queso rallado por encima y gratina en el horno hasta que el pastel de carne esté bien doradito.

 

 

2. Lasaña de carne

La lasaña es una de las recetas con carne picada que más triunfa por su versatilidad, aunque nosotros hemos optado por la receta tradicional con tomate, bechamel y queso gratinado.

 

Ingredientes:

  • 400 g de carne picada
  • 80 g de queso parmesano rallado
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 vaso de vino tinto
  • 5 tomates maduros
  • 1 paquete de placas precocidas para lasaña
  • Bechamel (aquí te dejamos la receta)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

 

Preparación:

1. Pica la cebolla y la zanahoria, y sofríelas a fuego lento en una sartén.

2. Añade la carne picada al sofrito, deja cocinar unos minutos e incorpora los tomates triturados.

3. Mezcla bien y añade el vaso del vino. Déjalo reducir hasta obtener una mezcla compacta.

4. Engrasa ligeramente los bordes de una fuente apta para horno y comienza a montar la lasaña.

5. Coloca una capa de bechamel, seguida de unas placas de pasta, queso y el relleno con la carne picada. Continúa en ese orden hasta finalizar con una capa de carne, bechamel y el queso parmesano.

6. Introduce la lasaña en el horno, deja cocinar unos 20 minutos a 200ºC y listo.

 

3. Espaguetis a la boloñesa

La salsa boloñesa es un clásico que nunca falla y que acompaña perfectamente a cualquier tipo de pasta. También queda genial con unos ñoquis o como relleno de lasañas, canelones o incluso crepes de verduras.

 

Ingredientes:

  • 400 g de espaguetis
  • 400 g de carne picada
  • 1 cebolla
  • 4 zanahorias
  • 5 tomates grandes maduros
  • 2 dientes de ajo
  • 2 ramitas de apio
  • 1 ramita de perejil
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 vaso de vino blanco seco
  • Queso parmesano
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

 

Preparación:

1. Pica bien la cebolla, la zanahoria, el ajo, el apio y el perejil, y sofríelos en una cazuela con un chorro de aceite y la mantequilla.

2. Añade la carne picada y deja cocinar unos minutos.

3. Cuando la carne picada cambie de color, agrega el vino blanco y deja que se evapore.

4. Añade el tomate troceado y sazona con un poco de sal, pimienta y albahaca.

5. Deja cocer durante media hora aproximadamente y añade un poquito de agua caliente si fuera necesario.

6. Cuece los espaguetis al punto en un recipiente aparte siguiendo las instrucciones del fabricante.

7. Cuando la pasta esté lista, mézclala con la salsa boloñesa y añade queso parmesano al gusto.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados