Aprende a preparar las mejores natillas caseras

Una vez hayas probado esta receta de natillas caseras ya no volverás a comprarlas en el supermercado.

Aprende a preparar las mejores natillas caseras
Lleva ingredientes que todos tenemos en casa: azúcar, harina, leche y huevos

Muchas veces tendemos a comprar las natillas en el supermercado, ya sea en formato yogur o en sobre, cuando en casa tenemos todos los ingredientes que necesitamos para preparar este postre tan popular. Así que hoy vamos a sacudirnos la pereza y a preparar unas riquísimas natillas caseras.

Ingredientes para las natillas caseras

Lo primero es hacer acopio de ingredientes. Probablemente no tengas ni que acercarte hasta el supermercado. Para 6 personas necesitaremos.

  • Leche (un litro)
  • Azúcar (cuatro cucharadas soperas)
  • 5 yemas de huevo
  • Maizena (dos cucharadas soperas)
  • Un trozo de piel de limón lavada previamente
  • Una rama de canela

 

Elaboración de las natillas caseras

La elaboración es tan sencilla como sus ingredientes. Solo tienes que seguir estos pasos:

1. En una cazuela calentamos ¾ de litros de leche (el resto lo dejamos reservado en un vaso) junto con la rama de canela y la piel del limón. Cuando la leche rompa a hervir bajamos la temperatura del fuego y dejamos cociendo durante unos 5 minutos. Reservamos.

2. Mientras tanto, podemos ir mezclando la maizena con la leche que teníamos reservada. Tenemos que remover hasta que no queden grumos.

3. En un bol echamos las yemas de los huevos, el azúcar y la mezcla de la maizena con la leche. Batimos ayudándonos de unas varillas.

4. Colamos la leche que habíamos hervido al principio y la vamos añadiendo a la mezcla anterior, muy poco a poco, sin dejar de batir.

5. Vertemos todo junto en una cazuela y ponemos a fuego lento durante unos 10 minutos, sin parar de remover para que no se nos pegue. Este paso también puede hacerse al baño maría. Cuando veamos que las natillas han espesado y que ya no queda ningún rastro de espuma, retiramos del fuego.

6. Echamos las natillas en recipientes individuales y dejamos enfriar. Guardamos en la nevera hasta que vayamos a comerlas.

7. A la hora de servir nuestras natillas caseras espolvoreamos canela por encima (podemos ayudarnos de un colador para que se nos reparta de forma más uniforme). También podemos adornarlas colocando una galleta en el centro.

¿A que no ha sido tan difícil? Ahora que ya tienes la receta de natillas puedes modificarla a tu gusto. Por ejemplo, echar más o menos azúcar, cambiar este producto por un edulcorante, dejarlas más espesas (echando más maizena) o más liquida (añadiendo más leche), etc. También puedes sustituir la maizena por otro tipo de harina fina de maíz.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: