Receta del Roscón de Reyes con la Thermomix

Descubre cómo hacer el Roscón de Reyes con la Thermomix y prepara en tu casa de la forma más fácil y económica este dulce tan especial con el que se celebra el día de Reyes.

Receta del Roscón de Reyes con la Thermomix
Celebra el día de Reyes con un roscón casero

La Navidad ya casi está aquí y trae consigo dulces tan particulares de estas fechas como lo es el Roscón de Reyes. Es por eso, que hoy te queremos mostrar cómo hacer tu propio Roscón de Reyes con la Thermomix.

Este dulce que tradicionalmente se toma el día de Reyes y que se caracteriza por esconder en su interior una figurita o premio y un haba para que los comensales que las encuentren sean coronados o paguen el roscón respectivamente.

En la elaboración de tu Roscón de Reyes con la Thermomix, también podrás incluir estas sorpresas para continuar así con una tradición tan arraigada en el día de Reyes.

Para preparar la receta del Roscón de Reyes con la Thermomix que te presentamos a continuación necesitarás tiempo y paciencia, ya que para conseguir elaborarlo correctamente es preciso que la masa suba, lo que no tiene un tiempo estimado, debido a que este proceso depende de la temperatura ambiente a la que la masa está expuesta.

Descubre cómo preparar esta deliciosa receta del Roscón de Reyes con la Thermomix y celebra un día muy especial para los peques de la casa con un Roscón de Reyes casero y de calidad.
 

Paso a paso para preparar un Roscón de reyes con Thermomix


Ingredientes:

  • Para la masa madre:

    • 70 g de leche

    • 10 g de levadura fresca

    • 1 cucharadita de azúcar

    • 130 g de harina de fuerza

  • Para la masa:

    • 60 g de leche

    • 70 g de mantequilla

    • 2 huevos

    • 20 g de levadura fresca

    • 30 g de agua de azahar

    • 450 g de harina de fuerza

    • 1 pizca de sal

  • Para el azúcar glas aromatizado:

    • 150 g de azúcar

    • 1 piel de una naranja

    • 1 piel de limón

  • Para la decoración:

    • Huevo batido

    • Fruta escarchada

    • Almendra laminada

    • Azúcar humedecido

 

Elaboración

Pulveriza el azúcar en el vaso con las cuchillas secas durante 30 segundos a una velocidad progresiva 5-10.
Añade las pieles del limón y la naranja y programa durante 15 segundos a una velocidad progresiva de 5-10. Una vez termine, vierte el contenido del vaso en un bol y resérvalo para más tarde.

Coloca todos los ingredientes de la masa madre dentro del vaso y programa durante 15 segundos a velocidad 4. Una vez acabe retira la masa madre del vaso y haz una bola con ella e introdúcela en un bol con agua templada. Estará lista cuando la bola de masa flote en el agua y haya doblado el volumen de su tamaño.

Introduce en el vaso el azúcar glas aromatizado, los ingredientes de la masa y la masa madre siguiendo este orden y programa la Thermomix durante 30 segundos a velocidad 6.

Programa el amasado durante 5 minutos a velocidad espiga con el vaso cerrado y deja que la masa repose en el vaso destapado hasta que se salga de él. Este periodo suele ser de una hora, pero la masa tardará más o menos en elevarse dependiendo de la temperatura ambiente existente.

Baja la masa hacia dentro del vaso con ayuda de una espátula y vuelve a amasarla dentro del vaso cerrado durante un minuto a velocidad espiga.

Extiende sobre una base lisa un poco de harina y coloca la masa del vaso sobre ella para dale la forma de una bola.

Coloca la bola sobre la bandeja del horno en la que deberás poner un papel de hornear y haz la forma del roscón presionando los dedos en el centro de la bola y formando un agujero bastante grande.

Pinta el roscón con el huevo batido y adórnalo con las frutas escarchadas, las almendras laminadas y el azúcar humedecido.
Deja que el roscón vuelva a doblar el volumen de su tamaño.

Precalienta el horno a 200 grados y hornea el roscón durante unos 20-25 minutos a una temperatura de 180 grados, bajando dicha temperatura a 170 grados durante los últimos 5 minutos y tu Roscón de Reyes estará listo.

Recuerda que podrás consumirlo así o abrirlo por la mitad y rellenarlo de nata, crema, trufa, chocolate… y por supuesto: ¡No olvides colocar la sorpresa y el haba dentro de tu roscón!

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados