Receta del potaje tradicional de garbanzos con bacalao

Los garbanzos con bacalao o potaje de vigilia es una receta típica de Pascua, pero nunca está de más saber prepararla.

Receta del potaje tradicional de garbanzos con bacalao
Un plato calentito para los días más fríos.



Con la llegada del Invierno, apetece tomar platos de cuchara y calentitos, una buena receta para estas fechas es el potaje de garbanzos con bacalao. Un plato muy típico de Semana Santa y que no lleva nada de carne.  

Te recomendamos esta receta sana, sabrosa y muy energética para sobrellevar el frío. Y nunca nos cansaremos de repetir lo versátiles que son los garbanzos en la cocina, y encima, muy baratos.


Cómo preparar garbanzos con bacalao


Ingredientes para 4 personas:

  • 300 gramos de garbanzos secos
  • 300 gramos de bacalao desalado 
  • 300 gramos de espinacas frescas 
  • 2 tomates grandes
  • 2 cebollas
  • 1 zanahoria
  • 1 cabeza y media de ajo
  • 60 mililitros de aceite de oliva
  • 1 cucharada pequeña de pimentón
  • 1 pizca de comino molido
  • 2 hojas de laurel
  • 3 clavos de olor
  • Sal


Preparación:


La receta de potaje de garbanzos con bacalao y espinacas es muy fácil de elaborar. Para comenzar has de poner en remojo los 300 gramos de legumbres durante unas 12 horas.

Si te planteas preparar este plato, hazlo con previsión. También está la opción de usar garbanzos remojados, pero no te equivoques con las cantidades, en este caso serían 600 gramos.

Una vez los garbanzos estén escurridos debes ponerlos en una olla con 1 litro de agua. Mientras, pela la cebolla y clava los clavos de olor. A continuación, pela la zanahoria y quita la piel superficial de la cabeza de los ajos.

Debes introducir todo en la olla para que se cocine con los garbanzos y dejar que se vaya haciendo a fuego medio-alto.

Paralelamente, ve preparando el sofrito para este potaje de garbanzos con bacalao. Coge la otra cebolla, pélala y pica muy fino. Además, has de pelar el resto de los ajos y picarlos muy pequeños. Coge una sartén y pon aceite a calentar. Incorporar 1 hoja de laurel y la cebolla. 

Una vez, la cebolla esté algo pochada, añade el ajo.  Mientras se hacen juntos, pela los tomates y quita las semillas. Tendrás que picarlo muy fino y cuando acabes añade a la sartén en la que pondremos además el pimentón dulce. Debes freírlo durante unos 15 minutos hasta que el tomate se haga.

Después, incorpora las espinacas frescas a la sartén, saltea y reserva. Ahora tendrás que esperar a que los garbanzos se hayan cocido.

Cuando estén tiernos, quita las verduras de la olla y escurre el agua en un recipiente. Coge los garbanzos y añádelos al sofrito, remueve y si queda algo espeso añade agua de la cocción que has reservado.

Pon en el fuego, añade comino y el bacalao desmigado desalado. Esta receta de garbanzos con bacalao puedes prepararla con pescado directamente sin sal, pero el sabor resultante no es el mismo.

Lo mejor es comprarlo salado y desalarlo en casa. Para ello mira este vídeo por si no conoces el procedimiento:


En la olla remueve todo bien pero con suavidad para que no se desmonte todo el bacalao. Deja en el fuego unos minutos hasta que el pescado se haya cocinado. Ahora es el momento de probar de sal.

Esto dependerá de los paladares, pero no olvides que el bacalao tiene una importante cantidad de sal, si es preciso, añade un poco. Y ya puedes disfrutar de tus garbanzos con bacalao.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados