Receta de potaje de vigilia con garbanzos, espinacas y bacalao

¿Te gusta el potaje de vigilia? Quizá lo conozcas como el potaje de garbanzos y espinacas que has visto en más de una ocasión. Si quieres cocinarlo sigue los pasos, ¡es muy nutritivo!

Receta de potaje de vigilia con garbanzos, espinacas y bacalao
Un plato muy sabroso y nutritivo



El nombre de este potaje viene tradicionalmente por su forma de servirse cada viernes durante la cuaresma española. Se trata de un pote con bacalao en salazón que venía muy bien para contrarrestar el efecto de la falta de carne, que por motivos religiosos no se debía de consumir.

Dentro de los platos típicos en la Semana Santa, el potaje de vigilia es de los más populares, y es por eso que vamos a escoger la receta más común y deliciosa, a la que también se conoce como “garbanzos con bacalao y espinacas”.



Receta rápida y sencilla del potaje de vigilia


INGREDIENTES (4 personas)

  • 400 gr de bacalao
  • 400 gr de garbanzos
  • 400 gr de espinacas
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 litro de agua o caldo de pescado
  • Aceite de oliva virgen y sal



PREPARACIÓN

1. Hay que dejar en remojo los garbanzos por un lado y el bacalao por otro la noche anterior a su preparación en la cocina.
Lo primero que debemos hacer es aclarar bien con agua los ingredientes, y preparar una cazuela grande con el aceite de oliva, los ajos y la cebolla picada en láminas finas.

2. A continuación, rehogamos todo y añadimos los garbanzos y una pizca de sal, dejando el conjunto a fuego medio para que se cueza durante unos 25-30 minutos. Después añadimos el agua o el caldo de pescado, según nos guste más la textura y tapamos la cacerola.

3. Dejamos cocer los garbanzos hasta que estén casi hechos del todo y ponemos el bacalao limpio y cortado, junto con las espinacas. Dejamos que se cueza el conjunto hasta que esté hecho.

4. Una vez listo se sirve como un potaje en platos hondos, y está delicioso. Este plato es una fuente natural de proteínas gracias al bacalao y las espinacas.



¿Qué se le puede añadir?

El potaje de garbanzos con bacalao es un plato tan extendido, que en cada casa y región se hace de un modo diferente. Con la base que hemos dado, se puede jugar y combinar con los sabores.

Los ingredientes más comunes para añadir son:
  • Zanahorias y espárragos verdes
  • Arroz y pimiento rojo o pimentón dulce
  • 1 o 2 hojas de laurel
  • Huevos cocidos y tomate
  • Chorizo y patatas
Cocinar tu propio potaje de vigilia será la oportunidad perfecta para sorprenderte y sorprender también a tu familia e invitados.

Con pocos ingredientes tendrás un plato súper nutritivo que ofrece una alternativa genial a la carne, y además se antoja especialmente delicioso ahora que se acerca el frío. 


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados