Receta de pestiños caseros saludables

Si te apetece disfrutar de unos pestiños deliciosos y sanos, te aseguramos que es posible.

Receta de pestiños caseros saludables
Descubre una forma más sana de disfrutar de los pestiños

Vamos a contarte cómo hacer unos pestiños algo más saludables, para que tu línea no se resienta y disfrutes de todo un placer casero. En poco tiempo y con muy pocos ingredientes, tendrás un postre con el que darte cualquier homenaje.


Receta de pestiños caseros y sanos



Preparamos una ración de pestiños para al menos 8 personas, y toma nota de todos los componentes.


Ingredientes

  • 270 gramos de harina de trigo
  • 80 ml de vino de Jerez
  • 400 ml de aceite de oliva
  • La piel de un limón
  • 1 cuchara sopera de semillas matalauva
  • 2 gramos de sal
  • 200 gr de miel
  • Agua


Preparación


La duración de esta receta de pestiños es de unos 60 minutos aproximadamente. Y vamos a prepararlos con miel, que es mucho más sano y natural que con azúcar. Coge una sartén honda y llena de aceite de oliva. Una vez esté bien caliente has de añadir las semillas de matalahúva y la piel del limón.  Deja que se hagan durante unos 3 minutos, retira, escurre y deja que se enfríe.

A continuación, coge un bol, echa la harina, el vino, las semillas fritas y unos 80 ml del aceite que has aromatizado previamente. Remueve con intensidad, después vierte sobre una superficie planta para trabajar la masa y que quede una bola lo más compacta posible. Es importante que no se pegue a las manos. Entonces deja que repose tapada una media hora.

Coge un rodillo y estira bien la masa hasta que quede muy fina, y después, debes cortar en porciones de 5 x 5cm. Para evitar que se pegue a la encimera, pon unas gotitas de aceite. Ahora tendrás que doblar las esquinas opuestas de cada una de las porciones, pegarlas con un poco de agua y presionar para que no se despegue.

Tras esto, calienta la sartén a fuego medio con el aceite aromatizado. El calor es fundamental, si está poco caliente, la masa se puede quedar cruda y nada crujiente (que es lo que buscamos). Pero si está demasiado caliente se dorarán rápido y quedarán crudos. Así que ten precaución. Una vez estén dorados, saca y coloca sobre un papel absorbente. 

Para la cobertura vamos a optar por miel en lugar de azúcar, mucho más natural y sano. Tendrás que preparar el enmelado calentando la miel con un ¼ aproximado de su volumen de agua.  Una vez caliente sumerge los pestiños y retira con una rejilla.  Finalmente deja que se escurra la miel y se sequen.



También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados