La mejor receta de crema de calabacín que has probado

Las magníficas propiedades del calabacín pueden ser aprovechadas con esta receta de crema de calabacín y aguacate, una perfecta y saludable combinación.

La mejor receta de crema de calabacín que has probado
Cuáles son los ingredientes que complementan al calabacín en la cocina

El calabacín es un alimento con muchas propiedades. Contiene potasio, fósforo, magnesio y calcio. También aporta vitamina C y B3, y provitamina A. Este ingrediente es recomendable para personas que quieran perder peso, debido a su alto contenido en fibra y bajo nivel de calorías.

Un buen acompañante del calabacín a la hora de cocinar es el aguacate. Aunque tiene un mayor aporte en grasas, se trata de grasas vegetales, que reducen el nivel de colesterol. Rico en minerales y vitaminas, tiene otros efectos positivos, y está indicado también para las embarazadas.

La combinación de ambos se traduce en la receta de crema de calabacín y aguacate de Mikel López Iturriaga, de El Comidista.

 

Receta de crema de aguacate y calabacín

 

Ingredientes

Para preparar la crema de calabacín y aguacate necesitamos los siguientes ingredientes. Las proporciones están pensadas para 4 personas:

  • 2 calabacines medianos
  • 2 aguacates medianos
  • 1 cebolla grande
  • 200 gramos de yogur griego
  • ½ litro de caldo de verduras o de pollo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra
  • Sal

Como opción, El Comidista nos propone añadir una guindilla picada, fresca o seca.

Modo de preparación

Primero se preparan los calabacines y la cebolla. Ésta se pela y trocea, mientras que el calabacín sólo se trocea, ya que si lo pelamos eliminamos las vitaminas. Salteamos ambas verduras con un poco de aceite y retiramos minutos después, cuando empiece a estar dorado.

Ahora se añade el caldo, cociendo las verduras unos 5 minutos. Hay que comprobar que están tiernas, pero no muy blandas.

El siguiente paso para preparar la crema de calabacín y aguacate es pelar y trocear los aguacates y añadirlos, junto con el yogur, la sal y un poco de aceite. Luego trituramos bien, hasta conseguir la textura adecuada, según las preferencias de cada uno. Si se un resultado menos denso, puede corregirse añadiendo más agua o caldo.

¿Frío o caliente?

Este plato no sólo es muy nutritivo y sencillo de preparar, sino que también permite servirse recién hecho o en frío. Por lo que esta receta permite su preparación en cualquier momento del año. Si se elige la primera opción, únicamente hay que añadir la guarnición que hayamos preparado una vez triturado. Si hemos optado por un plato frío, hay que dejarlo enfriar, primero a temperatura ambiente y luego en el frigorífico durante dos o tres horas.

En cuanto a la guarnición, la crema de calabacín y aguacate va bien con la guindilla. Karlos Arguiñano recomienda una guarnición a base de bastones de calabacín pochado, escurridos previamente antes de servirlos.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados