Raíces y orígenes de la Nochevieja y las 12 uvas

Se acerca el Fin de Año y la celebración de la Nochevieja, ¿pero qué sabes sobre esta fiesta? Te contamos su origen y el de las famosas 12 uvas para satisfacer tu curiosidad.

Raíces y orígenes de la Nochevieja y las 12 uvas
Descubre los secretos de esta celebración tan especial

Sin lugar a dudas, uno de los días más especiales del año es la fiesta de Nochevieja. Cada 31 de diciembre, después de una suculenta cena en familia, preparamos nuestras 12 uvas y una copita de cava para brindar con los demás, pero ¿de dónde viene esta costumbre?

Antes de responder a esta pregunta vamos a indagar primero en los orígenes de la Nochevieja, una celebración que viene ya de muy antiguo, como todas las festividades de carácter religioso, ¡prepárate para una interesante sesión de sabiduría popular!
 

El origen de la Nochevieja



Como casi todas las celebraciones actuales del calendario cristiano, la Nochevieja también tiene un origen pagano, en este caso romano. Desde sus inicios, los romanos dedicaban el mes de enero al culto de un dios llamado Janus, que tenía dos caras, una de aspecto pueril y otra barbuda.

Se decía que cada uno de esos rostros miraba al año que pasaba y al venidero en relación al pasado y al presente y futuro.
 
Con motivo de este nuevo año, se celebraban banquetes en  los que se reunían amigos y familiares y se compartían higos y dátiles con miel.

La costumbre se fue implantando poco a poco en la posterior religión cristiana, y aunque la iglesia estaba en contra de estos actos de origen pagano, la gente seguía festejando la entrada del nuevo año con diferentes banquetes e intercambios de comidas, como símbolo de la riqueza y prosperidad venideras.

 

¿Por qué se comen las 12 uvas?

El tema de las uvas es algo bastante curioso, y más ameno. Como hemos mencionado antes, desde tiempo atrás el día 31 se celebraba la festividad de Nochevieja, que para finales del siglo XIX, no gozaba de la misma popularidad que a día de hoy.
 
Sabemos por la prensa de Madrid que en 1897 ya era costumbre tomar las uvas en la Puerta del Sol, y es que años antes, el alcalde José Abascal y Carredano, impuso una tasa que prohibió a los madrileños con menos recursos salir a celebrar la fiesta de los Reyes Magos, así que éstos decidieron imitar las costumbres burguesas, a modo de ironía, y empezaron a reunirse frente al reloj para tomarse unas uvas.

Poco a poco en Madrid y en algunos puntos de España, esta costumbre fue haciéndose más popular, pero no es hasta 1909 que se propaga por toda la península promovida por los propios agricultores de Murcia y Alicante, que deseaban sacar provecho de su excedente de uvas anual.

¿Sorprendido? La próxima vez que celebres la Nochevieja con tu familia, verás todo desde un punto de vista mucho más interesante que podrás compartir con los demás, eso sí ¡cuidado de no atragantarte con las uvas!
 


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados