Radiadores eléctricos de calor azul ¿de verdad consumen menos?

Los radiadores eléctricos de calor azul se venden con la promesa de que consumen menos, pero varios análisis lo desmienten.

Radiadores eléctricos de calor azul ¿de verdad consumen menos?
Su rendimiento es menor que otros sistemas, como las bombas de calor

Los radiadores eléctricos de calor azul se venden con la promesa de que consumen menos que otros radiadores eléctricos con la misma potencia pero que no sean de calor azul. ¿Es esto cierto? Para contestar la pregunta hemos mirado en varias páginas web y blogs especializados y estos son los resultados.

El rendimiento de los radiadores eléctricos de calor azul

En compradiccion, por ejemplo, aseguran que un radiador de calor azul no consume menos energía. Para ello se basan en la Ley de Joule, según la cual “el calor que se obtiene por la transformación de la electricidad viene dado por el producto de la potencia (en watios) y el tiempo que estamos suministrando dicha potencia a cualquier resistencia” (y por 0,24 si queremos esa expresión en kcal).

Por tanto, un aparato que produzca calor no puede tener más rendimiento que otro similar. Si tenemos un radiador de calor azul de 1.000W, este no puede calentar lo mismo que otro de 1.500W que no sea de calor azul. “¿Como consigue el radiador de 1.000W ese calor extra? Es físicamente imposible”, argumentan sus expertos.

Aunque sí que reconocen que los radiadores eléctricos de calor azul tienen sus ventajas, como el peso más bajo, menores dimensiones o diseños modernos.

Radiadores eléctricos de calor azul frente a bombas de calor

Por su parte, en twenenergy dedican un artículo a comparar los radiadores de calor azul con otros radiadores eléctricos resaltan que la temperatura de aquellos es más homogénea, que son fáciles de instalar, se pueden programar individualmente y disponen de un fluido en su interior de gran inercia térmica, por lo que requiere de menor energía para dar el mismo calor que los radiadores eléctricos tradicionales”.

No obstante, señalan que la energía eléctrica es más costosa. Y si se compara el consumo de los radiadores de calor azul con otros sistemas, como las bombas de calor, su rendimiento es menor (un 100% frente a un 360%) y, por tanto, su consumo energético es mayor.

Gasto anual de los radiadores eléctricos de calor azul

Otro ejemplo. En area15 hemos encontrado un artículo titulado, literalmente, “El calor no es azul: La mentira de los radiadores de aceite”. En él se explica que un radiador de calor azul no es más que uno de aceite, pero con un nombre más atractivo. También se afirma que un radiador de calor azul consume 3,6 veces más electricidad que un Split con bomba de calor.

Y hacen una comparativa del gasto anual en calefacción con respecto a otras energías. Con el calor azul el gasto es de 1.500 euros de media al año, frente a los 460 euros de la biomasa o los 600 de las tarifas nocturnas.

Por último haremos referencia a un artículo de una empresa de certificación energética de Salamanca en el que no se andan con rodeos. Solo el título, “El engaño del calor azul” ya nos da una idea de lo que nos vamos a encontrar en el texto. La conclusión no admite dudas: si tienen instalado un sistema de calor azul en casa, “nuestro consejo es que cambies la instalación a cualquier tipo de sistema”. Este es el cuadro comparativo que publican.

 

Gasto economico en calefacción

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados