Quiero ampliar el plazo de mi hipoteca: ¿Qué debo saber?

La novación de una hipoteca implica pagar más interes, modificar las condiciones del préstamo y hacer frente a gastos administrativos y de gestión

Quiero ampliar el plazo de mi hipoteca: ¿Qué debo saber?
Pagaremos un 13% más por alargar la hipoteca 5 años
  • Los bancos aprovecharán para aumentar el diferencial

Pese a que el Euríbor está en horas bajas, los sueldos de las familias también lo están. Así que pagar la hipoteca se convierte en un gran sacrificio para cientos de familias españolas. La cuota mensual media ronda los 581 euros, mucho dinero para quienes han visto recortado su sueldo o viven de las prestaciones por desempleo.

Si te estás planteando renegociar con tu banco para ampliar el plazo de la hipoteca y así reducir la mensualidad, debes saber que probablemente las actuales condiciones desaparecerán. 

Gastos de ampliar la hipoteca


A la hora de solicitar una novación de la hipoteca debes tener en cuenta una serie de gastos, con los que probablemente no contabas.

Como ocurre siempre que se amplía el plazo de un préstamo, los intereses a pagar serán mayores. Así que al final pagaremos más por nuestra vivienda. Por ejemplo, si alargamos el plazo de amortización de nuestra hipoteca 5 años, encareceremos el coste total aproximadamente un 13%.

Los bancos aprovecharán para aumentar el diferencial. Hace unos años el Euríbor estaba muy alto y el diferencial era más bajo, así que puede que veamos cómo nuestra deuda apenas se recorta.

La novación acarrea una serie de comisiones, empezando por los gastos administrativos y de gestión, que rondan el 1% del importe que aún no hemos amortizado. Este dinero debemos pagarlo en cuanto se modifique la escritura.

Otros gastos con los que debemos correr son los de notaría (entre el 0,2% y el 0,5% del préstamo), del registro de la propiedad (la mitad que los gastos de notaría) y de tasación (pongamos otros 300 euros).

Condiciones para novar la hipoteca


Además, debemos saber que hay dos situaciones en las que no podremos ampliar el plazo de amortización de la hipoteca.

1. Cuando el plazo original contratado es de 40 años o más.

2. Cuando se han añadido otras cargas a la hipoteca.

Si nuestro préstamo hipotecario es susceptible de ser ampliado no deberíamos tener muchos problemas para que nuestra entidad acepte la novación. Siempre es preferible cobrar la deuda que tener a un moroso, sobre todo si eso implica obtener una mayor ganancia.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados