¿Quieres visitar la catedral de Colonia? Lee estos consejos

Descubre a través de unos sencillos consejos la Catedral de Colonia, una construcción de estilo gótico de más de siete siglos, patrimonio de la humanidad.

¿Quieres visitar la catedral de Colonia? Lee estos consejos
La Catedral de Colonia, una construcción de estilo gótico de más de siete siglos


Es muy habitual cuando visitamos otras ciudades europeas querer sacar una fotografía completa de sus catedrales, donde predomina el estilo gótico en su mayoría.

En ese momento nos damos cuenta que es imposible (a menos que dispongamos de un objetivo y una cámara profesional). Sus dimensiones y multitud de perspectivas nos obligan a rodear el edificio, y comprobar el sin fin de detalles que sobresalen del plano de la fachada.

La Kölner Dom o Catedral de Colonia es el mejor ejemplo, no sólo por sus dimensiones, sus 157 metros de altura la convirtieron en el edificio más alto del mundo hasta 1884, sino por la ejecución de la obra, que duró más de siete siglos.

Sigue nuestros consejos, y visita esta maravilla declarada Patrimonio de la Humanidad.
 

La Catedral de Colonia, símbolo de la ciudad




Historia, arte y arquitectura

La historia de la Catedral de Colonia comienza en 1248, cuando se colocó la primera piedra, aunque su construcción no finalizó hasta 1880.

En el siglo XIII el estilo predominante en Europa era el gótico, que plasma correctamente todos sus elementos en el proyecto de este edificio.

Las obras prosiguen en 1330 con otras variaciones en el estilo poco perceptibles. Incluso durante el siglo XIX, el proyecto concebido se mantiene fiel al diseño original en estilo gótico para terminar la catedral.

Esto se debe al movimiento romántico que ensalzaba los valores medievales, impulsando llevar a término esta obra.

Está formada por cinco naves, provista de crucero, y dos torres en la fachada principal.  Sus dimensiones alcanzan los 144,5 metros de largo por 86,25 de ancho y 157,22 de altura.

Cabe destacar como elementos muebles la sillería del coro, que data de principios del siglo XIV, con sus 104 asientos, y que fue llevado a cabo por artesanos de Colonia, Lorena y París.

Es imposible perder de vista las vidrieras originales del siglo XIV, como la vidriera de los Reyes Magos, así como otras piezas realizadas desde el siglo XV hasta el actual siglo XXI.

Pintura y escultura visten el interior de la catedral, como la Cruz de Gero, la Virgen de Milán o el Retablo de los patronos de la ciudad.

Otros objetos dedicados al culto son los relicarios como el famoso que contiene los supuestos restos de los Tres Reyes Magos, obsequio del emperador Federico I Barbarroja a la Iglesia de Colonia en el año 1164.   



Patrimonio de la Humanidad

En el año 1996, la Unesco declara a la Catedral de Colonia Patrimonio de la Humanidad, destacando la creatividad humana de esta excepcional obra, el largo proceso de construcción, y testigo histórico de la cristiandad en la Edad Media y Moderna de Europa. 
 


Consejos para visitar la Catedral de Colonia

No te pierdas este magnífico ejemplo del gótico europeo. El edificio está abierto de 06:00 a 19:30 horas entre los meses de noviembre y abril, y de 06:00 a 21:00 horas de mayo a octubre.

Aunque debes recordar que el acceso al interior está sujeto a la celebración de misas, por lo que deberás consultar los horarios antes de asistir.

Tienes también la opción de visitar la Torre, cuyas tarifas de entrada van desde los 3 euros la general, 1,5 euros la reducida y 6 euros para familias.

También está disponible la entrada a la Cámara del Tesoro, con un coste de 5 euros la general, y 2,50 euros la reducida. Te recomendamos que no te pierdas ni un solo rincón de la catedral y que saques el ticket de Torre + Cámara del Tesoro por 6 euros.
 
 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: