¿Quién va a pagar el rescate de Chipre?

Alemania aporta más de la cuarta parte del fondo europeo para el rescate de Chipre y países como Portugal, Irlanda, Grecia o Chipre. España e Italia, casi el 30 por ciento. Una situación paradójica ya que han estado al borde del rescate.

¿Quién va a pagar el rescate de Chipre?
España e Italia asumen una buena parte del rescate de Chipre.

La actual delicada situación económica de la Europa comunitaria deja situaciones paradójicas. Hay cuatro países rescatados, y otros dos (España e Italia), que han estado al borde de ser intervenidos. Paradójicamente, tanto españoles como italianos son la cuarta y tercera economías más potentes de la Eurozona, y consecuentemente de los que más aportan para estos rescates.

Es algo así como la ‘pescadilla que se muerde la cola’, los países que rescatan están en grave riesgo de intervención. El rescate de Chipre ha dejado entrever estas sutiles paradojas.

La contribución de Alemania al Banco Central Europeo es de un 27,15 por ciento, es decir, el gigante alemán ha contribuido en esta cantidad aproximadamente al rescate de Chipre. Por el contrario, España e Italia, entre las dos, suman el 29,81 por ciento de las acciones (11,90 y 17,91, respectivamente), es decir, entre la economía hispana y la transalpina, en fuerte desequilibrio debido a la crisis, suman más dinero al rescate de Chipre que la propia Alemania.

Más situaciones paradójicas. Finlandia es uno de los países que más amargamente se ha quejado de todos los rescates llevados hasta el momento (Portugal, Irlanda, Grecia y Chipre), pero su peso es poco relevante en el conjunto de la economía europea, ya que representa el 1,80 por ciento de la participación total en el Banco Central Europeo. En definitiva, su queja es más formal que real.

Situaciones paradójicas también se dan en estos días de ir y venir económico. Irlanda, Grecia, Chipre y Portugal representan el 7,12 por ciento de los fondos del Banco Central Europeo, pero por sí solas, estas economías han protagonizado los mayores quebraderos de cabeza en el organismo de la UE, y por sí solas, han puesto en jaque y entredicho la viabilidad y continuidad de la moneda única.

En definitiva, el rescate de Chipre ha hecho ver que quien más llora en la Unión Europea no es quien más aporta. Las economías que más se tambalean, como la española o la italiana, siguen siendo las que más peso tienen dentro del conjunto de la Eurozona.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados