Quesada pasiega, un postre típico de Cantabria

Descubre la quesada pasiega, un dulce muy suave, con un delicioso aroma a limón y canela, que lo convierte en uno de los postres cántabros más exquisitos.

Quesada pasiega, un postre típico de Cantabria
La quesada original lleva queso fresco, aunque hay diferentes recetas

Si no te gusta el queso, sigue leyendo. Sí, porque a pesar de que la receta original y más tradicional de la quesada pasiega lleva queso, queso pasiego fresco, concretamente, existen muchas variantes, y algunas de ellas no llevan queso sino cuajada. Este postre francamente típico de Cantabria, puede hacerse en casa pero también es habitual comprarlo ya hechos. Esto ocurre también con otros de sus dulces más típicos, como los sobaos o las corbatas. Hay casas de toda la vida, como por ejemplo El Macho, que fabrican la quesada pasiega, y los propios cántabros la adquieren allí directamente.

Qué es la quesada pasiega

La quesada pasiega es un postre típico de los Valles Pasiegos, una comarca de Cantabria, de donde coge su nombre precisamente; pero en realidad es ya un postre típico de toda la región, e incluso se consume en otras comunidades cercanas, como en Castilla y León.

Hay diferentes recetas. Algunas tienen como base el queso fresco pasiego; mientras que otras se hacen con leche cuajada. Aunque, en definitiva, este queso pasiego se realizaba a partir de la cuajada de leche de las vacas pasiegas, por lo que, en definitiva, es el mismo ingrediente, que es, además, el que dota al postre de su sabor y textura tan característicos.

Su receta



Ingredientes

  • 500 g queso fresco
  • 2 huevos
  • 50 g mantequilla
  • 125 g azúcar
  • 50 g harina
  • Ralladura de un limón
  • 1 cucharadita de canela en polvo



Preparación

Si utilizamos queso directamente el queso fresco, podemos saltarnos la opción de hacer la cuajada. Entonces, el primer paso será batir los huevos en un bol. A continuación, añadimos el azúcar, la mantequilla fundida a temperatura ambiente, y lo batimos todo para que se mezcle. Añadimos la ralladura de limón y la canela molida.

Con un tamiz, vamos añadiendo la harina. Y seguidamente añadimos también el queso fresco, y batimos todo bien para que se mezcle.

Vertemos la mezcla en un molde previamente engrasado y la horneamos durante unos 35 minutos, con el horno precalentado a 200º. Con un palillo, podemos ir comprobando cómo va la masa, para comprobar si ha cuajado.

Es un postre que se puede tomar tanto en frío como templada.


Otros dulces típicamente cántabros

En Cantabria, además de la quesada pasiega, otros muchos dulces tienen fama por su delicioso sabor. Entre ellos, podemos destacar las corbatas de Unquera, el hojaldre de Torrelavega o las polkas, así como la tarta de hojaldre de confiterías tan míticas como Santos, que abrió sus puertas en 1953.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados