Qué ver en Lerma, la famosa Villa Ducal

La localidad burgalesa de Lerma ofrece un gran patrimonio monumental, histórico y cultural que no te puedes perder. Descubre qué ver en Lerma a través de la pequeña guía que aquí te presentamos.

Qué ver en Lerma, la famosa Villa Ducal
El Duque de Lerma fue el mecenas que dotó de esplendor monumental a la localidad

Asentada sobre uno de los cerros que dominan el valle del río Arlanza, a unos 40 km al sur de la capital burgalesa, se encuentra Lerma. Una hermosa localidad declarada Conjunto Histórico Artístico debido al gran patrimonio que en ella se atesora.

Como capital de la comarca del Arlanza, la Villa Ducal de Lerma debe todo su esplendor histórico y monumental a Francisco Gómez de Sandoval y rojas, valido de Felipe III, y Duque de Lerma.

A pesar de que Lerma debe su bello conjunto histórico y artístico a un periodo que nos remonta hasta el siglo XVII -momento en el que la villa fue Corte Real- los orígenes de esta localidad son prerromanos.

Desde los inicios, fueron muchas las distintas culturas que pasaron por la actual capital de la comarca del Arlanza, dejando así impregnada su huella en diferentes conjuntos arquitectónicos como lo fueron un castillo o una muralla medieval. Restos de los que hoy en día solo se conserva el Arco de la Cárcel, el cual todavía funciona como puerta de acceso principal a la parte más antigua de la localidad.

En la actualidad, Lerma alberga uno de los conjuntos monumentales y urbanísticos más importantes del siglo XVII realizados en España durante el periodo de los últimos Austrias. Razones de gran peso por las que sin duda merece conocer la linda ciudad.

Como puedes ver, esta localidad burgalesa tiene mucho que ofrecerte, por eso, si quieres saber qué ver en Lerma, a continuación te presentamos una pequeña guía con todos los lugares de interés que no te puedes perder dentro de esta hermosa Villa Ducal.

Qué ver en Lerma: visitas esenciales en la Villa Ducal


Palacio Ducal

palacio-lerma

Presidiendo la Plaza Mayor, una de las más grandes de España, se encuentra el Palacio Ducal con sus lineas sobrias pero elegantes. El conjunto se comenzó a construir por orden del Duque de Lerma en el año 1601, aprovechando así la ubicación del castillo y se dio por terminado en el 1617.

La obra nace del arquitecto Francisco Mora para ser concebida como la residencia de los Duques, el aposento real de la Corte de Felipe III y como escenario principal de grandes fiestas barrocas, las cuáles se conmemoran en la actualidad durante el primer fin de semana de agosto.

Hoy en día el Palacio Ducal de Lerma funciona como Parador Nacional de Turismo.

Colegiata de San Pedro

san-pedro-lerma

Su origen data de inicios del siglo XVII y es una de las muestras religiosas de Lerma más importante.

Bajo sus grandiosas y elegantes dimensiones de tres naves con crucero, obra de fray Alberto de la Madre de Dios, se puede encontrar a los pies del retablo mayor la estatua orante en bronce dorado del Arzobispo de Sevilla, don Cristóbal de Rojas y Sandoval, tío del Duque. Así como otras obras artísticas de gran valor, como lo son la mesa taraceada de la sacristía o el impresionante órgano de la época, en cual hoy en día se siguen haciendo conciertos.

Pasadizo del Duque de Lerma

También conocido como Pasadizo de los Arcos, debido a que se encuentra en la zona del Mirador de los Arcos, este pasadizo servía para que en la antigüedad el Duque de Lerma consiguiese llegar a todos los puntos neurálgicos de la Villa Ducal sin ser visto.

Hoy en día es posible visitar el tramo que une a los Monasterios de Sta. Teresa y Sta. Clara en el Mirador de los Arcos.

Los 6 monasterios y conventos de Lerma:

  • Convento de San Blas: con origen a inicios del siglo XVII y de la mano del mismo arquitecto que el Palacio Ducal, fue creado para las monjas dominicas. Orden que en la actualidad continúa con su clausura realizando vistosos trabajos de cerámica pintada a mano. Este lugar también ampara una importante colección de tallas, pinturas y relicarios.
  • Monasterio de la Madre de Dios o Convento del Carmen: creado para las monjas carmelitas a inicios del siglo XVII, se trata de un edificio sencillo, austero y clásico en el que casi no existen elementos decorativos. Dentro de la iglesia destacan la talla de Santa Teresa y la Virgen del Carmen.
  • Monasterio de la Ascensión o Convento de Santa Clara: fue el primero de los seis en iniciar sus obras de construcción en 1605 para ser la sede de las monjas franciscanas clarisas. Aquí existe una interesante colección de bustos-relicarios, pinturas y la figura del Cristo yacente.
  • Convento de Santo Domingo: proyecto a Fray Alberto de la Madre de Dios que comenzó en 1613 para acoger a los frailes dominicos, destaca por su fachada con elementos barrocos, los escudos de los Duques de Lerma y la imagen del Santo fundador de la Orden de Predicadores.
  • Convento de Santa Teresa: construido para los frailes carmelitas, hoy en día es la sede de las oficinas municipales, la Oficina de Turismo y el Centro de Interpretación de la Villa de Lerma.


Otros lugares de interés:

  • Plaza de Santa Clara: como escenario entre los conventos de la Ascensión y Santa Teresa y con el pasadizo volado al fondo sobre el Mirador de los Arcos, esta plaza se presenta como la antesala a una impresionante panorámica de la vega del Arlanza. En el centro de la misma se encuentra una sencilla tumba con los restos del Cura Merino, famoso héroe y guerrillero durante la Guerra de la Independencia.
  • Iglesia de la Piedad: esta antigua iglesia parroquial que pertenecía al núcleo de la ciudad medieval, forma parte de un conjunto el cual recoge a su alrededor una pequeña plaza con soportales de esa misma época.
  • Arco de la Cárcel: la puerta de la antigua muralla medieval, la cual ya fue reformada en tiempos del Duque de Lerma para ofrecer una entrada principal a la Villa Ducal, sigue cumpliendo con esa misma función en la actualidad.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados