Qué ver en Salamanca: más allá de la ranita de la suerte

¿Quieres saber qué ver en Salamanca? Hoy te desvelamos todos aquellos lugares de la capital charra que no te puedes perder
 

Qué ver en Salamanca: más allá de la ranita de la suerte
Descubre los mejores rincones de esta magnífica ciudad

¿Te apetece una escapada de fin de semana? Nuestra propuesta de hoy: Salamanca. Esta fantástica ciudad, famosa por su universidad, es el destino perfecto para visitar en un par de días. ¿Te animas?

Si quieres saber qué ver en Salamanca, pon mucha atención a este artículo, porque hoy te descubrimos los mejores rincones de esta estupenda ciudad que no te puedes perder.

Pasea por sus calles, admira sus edificios, siente el amiente juvenil que allí se respira y degusta alguno de sus mejores manjares gastronómicos. Pero si no te quieres perder nada durante tu visita a la ciudad, a continuación te contamos qué ver en Salamanca para que tu visita sea un éxito y quedes encantado con cada rincón de esta histórica ciudad.

Qué ver en Salamanca 


 

Universidad de Salamanca

Si a algo debe su fama la ciudad, es a su Universidad. Fundada en 1218, es la más antigua de España y para Salamanca representa el epicentro de su historia y vida cultural. La fachada de la Universidad de Salamanca es una parada de visita obligada, ya que como indica una de las tradiciones más famosas de la ciudad, deberás encontrar la rana que allí se encuentra esculpida. En el conjunto de la Universidad, también podrás encontrar el Edificio de Escuelas Mayores y Menores, el Colegio Arzobispo Fonseca y la joya del lugar: su biblioteca. Al final de la calle podrás visitar la Casa-Museo de Unamuno, uno de los grandes de la literatura española.
 

Plaza Mayor

Considerada una de las plazas más grandes de España, es el lugar de encuentro perfecto para los habitantes de Salamanca. La plaza siempre está abarrotada de gente. En el centro de esta, el suelo acostumbra a estar ocupado por los jóvenes universitarios que allí se sientan, dejando a los mayores las terrazas de los cafés que se extienden por los soportales. En la plaza también podrás admirar la impresionante fachada barroca del Ayuntamiento, o visitar el Novelty, uno de los cafés históricos de la ciudad. 
 

Casa de las Conchas

Otro de los símbolos de Salamanca es la Casa de las Conchas, palacio gótico del año 1517 que cuenta con elementos platerescos y mudéjares, además de las más de 300 conchas que decoran la fachada y dan nombre al edificio. Merece la pena pasar al interior y contemplar el claustro. Justo enfrente está el edificio de la Universidad Pontificia de Salamanca y al otro lado de la calle podrás encontrar la Iglesia de la Clerecía. 
 

Catedral Nueva y Catedral Vieja

En Salamanca conviven dos catedrales, debido a que la Nueva, que fue construida entre 1513 y 1733, que debía sustituir a la Vieja, construida entre el siglo XII y XIV, no lo hizo y se quedó ahí hasta nuestros días. La Catedral Nueva, situada en la Plaza Anaya, destaca por mítica búsqueda del astronauta, que la gente hace en la fachada de la Puerta de Ramos, y por la curiosa tradición del Mariquelo. A través del recorrido Ieronimus podrás ver las catedrales desde las alturas, observar sus torres y obtener una bonita vista de la ciudad. 
 

Huerto de Calixto y Melibea

Este pequeño jardín en el que Fernando de Rojas se inspiró para dar nombre a los protagonistas de La Celestina, y que hoy en día lleva el nombre de estos, es el lugar ideal para obtener una bonita panorámica del río Tormes, así como la de una parte de la ciudad y de la muralla medieval. 
 

Casa Lis

La Casa Lis es un palacete modernista que data del año 1905 y que se sitúa cerca de la muralla medieval, representando el único ejemplo de arquitectura modernista en Salamanca. Merece la pena ver su fachada sur decorada por una preciosa galería de cristal y visitar el Museo de Art Nouveau y Art Decó que se albergan en su interior. 
 

Puente Romano de Salamanca

Este antiquísimo puente romano que según se cree fue levantado allá por el siglo I, es la pasarela perfecta para atravesar el Tormes y contemplar la hermosa panorámica de la ciudad de Salamanca desde el otro lado del río. 
 

Cueva de Salamanca

Lo interesante de este lugar, es la leyenda que se cuenta sobre las clases que el Diablo daba en la cripta de la ya desaparecida Iglesia de San Cebrián. Allí podrás ver unas ruinas y subir a lo alto de la torre para observar una nueva perspectiva de la ciudad.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados