Qué ver en Marrakech y disfruta de una experiencia única

Conoce qué ver Marrakech a través de nuestra selección con los lugares más imprescindibles de esta ciudad imperial llena de grandes atractivos turísticos.

Qué ver en Marrakech y disfruta de una experiencia única
Descubre la ‘ciudad roja’ a través de sus palacios, mezquitas, jardines y mercados

¿No sabes muy bien qué ver en Marrakech? Esta ciudad es uno de los destinos más populares y turísticos de Marruecos, ya que son muchos sus atractivos históricos y arquitectónicos.

Además, Marrakech es uno de los centros culturales más importantes de Marruecos y ofrece a sus visitantes ambiente, movimiento y diversión.

Sin duda, la mejor forma de descubrir esta ciudad es transitando sus calles y conociendo a sus habitantes, y para ayudarte, a continuación te presentamos los lugares más importantes que ver en Marrakech.


QUÉ VER EN MARRAKECH: UNA EXPERIENCIA ÚNICA


Qué ver en Marrakesh



Plaza de Jamaa el Fna

Esta plaza es el corazón de Marrakech, el lugar más importante de la medina y el punto de encuentro tanto para los habitantes como para los turistas. Durante el día la Plaza de Jamaa el Fna se llena de multitud de personajes y una amplia variedad de puestos con productos típicos. Aquí también encontrarás desde adivinos hasta encantadores de serpientes. Sin embargo, al atardecer la plaza se ve repleta de puestos con comida, música en directo y numerosos espectáculos.
 

Mezquita Koutoubia

Koutoubia es la mezquita más importante que ver en Marrakech y está considerada una joya de la arquitectura almohade. Su construcción data del siglo XII y su torre, el alminar, es la parte que más destaca del edificio ya que posee cerca de 70 metros de altura. La entrada a su interior está prohibida todos los no musulmanes, por lo que solo podrás apreciarla por fuera.
 

Medersa ben Youssef

Junto a la mezquita, encontrarás la Medersa ben Youssef, una antigua escuela de estudios superiores, especializada en la religión y el Corán. Además de ser la medersa más grande de Marruecos, la Medersa bem Youssef tuvo enorme importancia para el país, ya que por ella llegaron a pasar más de 800 estudiantes.
 

Jardín Majorelle

Esta increíble reserva natural fue creada por el pintor francés Jacques Majorelle en 1924, pero actualmente el dueño del Jardín Majorelle es Yves Saint-Laurent. A través de un recorrido por este increíble espacio natural encontrarás una enorme variedad de especies de plantas de los cinco continentes, desde cactus o buganvillas hasta bambúes, palmeras y plantas acuáticas. Sin duda, uno de los lugares más mágicos que ver en Marrakech. 
 

Palacio Bahía

El Palacio Bahía fue construido a finales del siglo XIX y es una de las obras arquitectónicas más importantes de la ciudad, un auténtico reflejo de la arquitectura islámica y marroquí. Además, el palacio cuenta con unos enormes jardines donde también vale la pena pasear, relajarse y perderse antes de continuar con el resto del viaje.
 

Palacio Badi

Hoy en día solo existen las ruinas de lo fue el Palacio Badi, un espectacular palacio construido en el siglo XVI para conmemorar la derrota de los portugueses en la Batalla de los Tres Reyes. El palacio disponía de más de 300 habitaciones, todas ellas decoradas con oro, cristales y turquesas.
 

Tumbas Saadíes

Las Tumbas Saadíes datan del siglo XVI pero no fueron descubiertas hasta principios del siglo XX. En el mausoleo principal está enterrado el sultán Ahmad al-Mansur y su familia, pero en el resto del cementerio, en el jardín, se pueden apreciar el resto de las tumbas de la dinastía Saadí, de los sirvientes y los guerreros.
 

El zoco

Otro lugar imprescindible que ver en Marrakech es el zoco, un auténtico laberinto de calles repletas de puestos y tiendecitas. El lugar, por excelencia, del comercio en Marrakech. Aquí encontrarás desde puestos de comida o especias, hasta tenderetes de ropa y artesanía. Sin duda, una visita obligatoria donde viviréis una experiencia única, en la que seguro tendrás que regatear, y más próxima a la cultura de marroquí.
 

Jardines de Menara

Los famosos Jardines de Menara se sitúan al oeste de Marrakech, a los pies del Macizo del Atlas. Fueron construidos en el siglo XII por la dinastía almohade, aunque fueron posteriormente renovados en el siglo XIX. Lo que más destaca de estos jardines es su enorme estanque sobre el que se alza un impresionante edificio rodeado por huertos y jardines de olivos. Un lugar idílico, al que vale la pena ir con cámara para inmortalizar la luz y los increíbles reflejos producidos sobre el agua del estanque.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados