¿Qué ver en la catedral de Valencia?

Conoce los rincones de la Catedral de Valencia: arquitectura, arte e historia. Descubre el Micalet, uno de los edificios más característicos de Valencia.  
 

¿Qué ver en la catedral de Valencia?
Un recorrido por los estilos artísticos de la catedral de Valencia

La catedral de Valencia se construye entre los siglos XIII y XV. El espacio estuvo ocupado anteriormente por la mezquita, y la anterior iglesia visigoda.

La catedral cristiana que transformó la mezquita se mantuvo en pie hasta 1262, mandada derribar para construir un templo en estilo gótico con marcadas características de la zona, compuesto de tres naves con crucero provisto de cimborrio, girola y ábside poligonal.

Desde lo alto de la catedral, el campanario del Micalet nos da la bienvenida. Acompáñanos en esta visita para ir descubriendo paso a paso los secretos de este edificio tan característico de la ciudad.
 

Una ruta por la catedral de Valencia


Las puertas de la catedral de Valencia

 Comenzamos nuestra visita caminando alrededor de sus puertas, donde podemos contemplar la evolución arquitectónica del edificio. La puerta de l’Almoina, también conocida como del Palau, llamada así por estar junto a la casa de la limosna o casa de l’Almoina, es de estilo románico.

La puerta de los Apóstoles ya nos introduce en el estilo gótico que predomina en la catedral, su rica iconografía se entremete entre arquivoltas y doseletes, y que apuntan al gran rosetón.

Por último, la puerta de los Hierros, llamada así por la reja que delimita el atrio de entrada, levantada entre los siglos XVII y XVIII, y que deja ver una arquitectura barroca de influencia italiana.
 

Obra Nova

Rodeando el edificio, dejando atrás el pasadizo que une la catedral de Valencia con la basílica de la Virgen de los Desamparados, nos llama la atención una estructura circular parecida a un anfiteatro romano o una plaza de toros.

En realidad se trata de una tribuna añadida en el siglo XVI de estilo renacentista, utilizada para que el clero pudiera contemplar los eventos públicos.
 

El Micalet

Caminando por la calle que lleva el mismo nombre nos encontramos con el Miguelete o Micalet, campanario construido entre 1381 y 1425. De planta octogonal, mide unos 70 metros de altura contando con la espadaña, que fue añadida posteriormente en el siglo XVII.

Refleja un estilo gótico valenciano. Como dato curioso, hasta 1480 no fue añadida al cuerpo de la catedral de Valencia, por lo que se mantenía aislada en su origen, del mismo modo que ocurre con las de Pisa o Florencia.

Ha hecho funciones de vigilancia y de faro, y, por supuesto, para lanzar fuegos artificiales tan típicos de la ciudad. 
 


Naves, cimborrio y girola

Una vez dentro del edificio, descubrimos sus elementos más plenamente góticos. El cimborrio es un prisma octogonal de dos cuerpos provisto de ocho vidrieras.

La girola distribuye ocho capillas, y es uno de los espacios más antiguos de la catedral de Valencia. De las tres naves, la central es la de mayores dimensiones, se ampliaron para unir el Micalet y la sala Capitular.



Las capillas

Son reflejo de la riqueza artística en cuanto a pintura y escultura se refiere. Destacan en este sentido la capilla del Santo Cáliz del siglo XIV que sirvió como Sala Capitular y que estuvo exenta como ya se ha mencionado, y que conserva una de las primeras pinturas renacentistas de la Península Ibérica realizada por Paolo de San Leocadio.

En la capilla de San Francisco de Borja se exponen dos cuadros de Francisco de Goya sobre la vida del santo.
 

Altar y retablo mayor

Por último, nos quedamos a contemplar el altar y el retablo mayor de la catedral de Valencia, observando cada detalle, como las pinturas al fresco de Paolo San Leocadio y Francesco Pagano realizaran en el siglo XIV por mandato del que fuera luego el papa Alejandro VI, el cardenal Rodrigo de Borja.
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados