Qué ver en Burgos: 10 lugares que debes conocer

¿Quieres saber qué ver en Burgos? Acompáñanos en esta pequeña ruta por la capital de la provincia que vio nacer al Cid Campeador. 

Qué ver en Burgos: 10 lugares que debes conocer
De la catedral al Museo de la Evolución Humana, pasando por sus monasterios

Conocida por los yacimientos arqueológicos de la Sierra de Atapuerca, Burgos tiene mucho más que ofrecer al visitante. Desde la catedral gótica hasta el Museo de la Evolución Humana, pasando por sus paseos y monasterios, las opciones sobre qué ver en Burgos dan para varios días. 

Para orientarte acerca de los lugares más característicos de la ciudad y sus alrededores hemos preparado una breve guía. A continuación pondremos 10 visitas que consideramos imperdibles, pero eso no quiere decir que no haya otros sitios que también merezca la pena visitar si te sobra tiempo. ¿Quieres saber qué ver en Burgos? Acompáñanos en esta pequeña ruta por la capital de la provincia que vio nacer al Cid Campeador. 
 

Qué ver en Burgos



Qué ver en Burgos

 

1. La Catedral de Burgos

La catedral gótica de Santa María (se comenzó a construir en el año 1221) fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984. En su interior encontramos auténticas joyas, como el retablo de Gil de Siloé, el cimborrio de Juan de Colonia o la escalera dorada de Diego de Siloé, exponente del renacentismo. Junto con todo el casco histórico aparece en los primeros puestos de las guías sobre qué ver en Burgos.

 

2. Museo de la Evolución Humana


Ubicado junto al río Arlanzón, en el Paseo de la Sierra de Atapuerca, encontramos el MEH, uno de los museos más visitados de toda la Comunidad Autónoma de Castilla y León. Fue diseñado por el arquitecto Juan Navarro Baldeweg y en su interior se pueden ver los restos arqueológicos que van sacando de los yacimientos de Atapuerca.
 

3. El Castillo y las Murallas de Burgos


Lo que a lo largo de los tiempos fue prisión de Reyes (García de Galicia y Alfonso VI de León fueron encerrados en ella) y fábrica de pólvora, hoy es un Centro de Interpretación y un parque. El Castillo de Burgos (data del año 884) está enclavado en el cerro de San Miguel, a 75 metros de altura. 
 

4. Puerta de Santa María


Este Arco, hoy uno de los lugares más emblemáticos de Burgos, era en la Edad Media una de las 12 puertas de entrada a la ciudad. Comunica la plaza del Rey San Fernando (en ella se ubica la catedral) con el puente de Santa María, que salva el río Arlanzón. Recuerda a un arco triunfal y es posible entrar a su interior, cuya sala principal se ha habilitado como sala de exposiciones. En otra estancia, la sala de Poridad, se encuentran, entre otros, un hueso del Cid Campeador y una reproducción de su espada: Tizona. Y en la parte superior se encuentra el Museo de Farmacia.

 

5. El Museo de Burgos 


Ocupa lo que eran los palacios renacentistas de las Casas de Íñigo Ángulo, Miranda y Melgosa. En la primera encontramos la sección de Bellas Artes, en la segunda se ha ubicado la sección de Prehistoria y Arqueología, mientras que la tercera se destinará a las secciones de Arte Contemporáneo y Artes Decorativas. 

Entre las piezas que alberga el edificio destaca la escultura orante de Juan Padilla o la urna de Santo Domingo de Silos. 
 

6. El Espolón 


En el centro de Burgos encontramos este paseo, punto de encuentro de la ciudad. Va desde el Arco de Santa María hasta el Palacio Provincial. Mientras lo recorres podrás observar los preciosos edificios que lo flanquean. Entre ellos, el edificio del Círculo de la Unión, el del Consulado del Mar, el Teatro Principal o la casa de los Gaitero. 

 

7. Parque de la Isla 


Otro paseo que merece la pena recorrer. No llega a un kilómetro de largo, pero en él podemos pasar un agradable rato. Está situado en la margen derecha del río Arlanzón y discurre en el puente de Castilla y el de Malatos. Alberga una bonita cascada y un centenar de especies arbóreas diferentes.
 

8. Monasterio de las Huelgas Reales


Data de los siglos XII-XIII y fue mandado construir por Alfonso VIII para la orden cisterciense. Sirvió como panteón real y como lugar de retiro espiritual para las damas de la nobleza. El conjunto, compuesto por la iglesia, el monasterio y la zona de clausura, ha sido declarado Monumento Histórico-Artístico. Alberga, entre otros, el Museo de Ricas Telas. 

 

9. Monasterio de San Pedro de Cardeña 


Cuenta la leyenda que aquí se encuentra enterrado Babieca, el célebre caballo del Cid Campeador. Se trata de una abadía trapense ubicada a unos 10 kilómetros de Burgos donde aún se conservan la iglesia, el claustro y el panteón real. 

 

10. La Cartuja de Miraflores 


A las afueras de Burgos, en una loma, se alza este monasterio representativo del gótico isabelino. El retablo mayor de la iglesia, así como los sepulcros que se encuentran a sus pies (pertenecen a Juan II e Isabel de Portugal), son obra de Gil de Siloe. 

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados