Qué ver en El Toboso, un pueblo muy literario

Son varios los pueblos de La Mancha a través de los que discurre la aventura de Don Quijote, pero El Toboso es especialmente conocido por ser la cuna de Dulcinea.

Qué ver en El Toboso, un pueblo muy literario
6 lugares imprescindibles en tu visita al pueblo de Dulcinea

El Toboso es famoso por ser el hogar de Dulcinea en una de las obras más importantes de la literatura castellana, Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes.

Sin embargo, además de este pequeño detalle literario, el hogar de Dulcinea alberga numerosos lugares de gran interés turístico y rincones mágicos repletos de historia y cultura.

Es cierto que este pequeño pueblo toledano gira prácticamente entorno a la obra de Cervantes, pero sus monumentos y sus edificios de mampostería no te dejarán indiferente.

 

6 lugares imprescindibles que ver en El Toboso


1. Plaza Mayor de El Toboso

La Plaza Mayor de El Toboso es el centro de esta villa manchega y en ella se sitúan el Ayuntamiento y la Iglesia de San Antonio Abad, también conocida como la Catedral de La Mancha. La plaza destaca también por albergar las figuras de Don Quijote y Dulcinea, y por las casas solariegas que muestran sus escudos familiares esculpidos en piedra.

 

2. Museo Cervantino

El Museo Cervantino alberga una importante colección de ediciones de El Quijote que han sido adquiridas con el paso de los años a través de diversas donaciones. Hoy en día, el museo posee más de 600 ediciones escritas en 73 lenguas distintas, y la más antigua de estas ediciones data de 1755.

 

3. Casa de Dulcinea

Esta casa-museo fue el hogar de doña Ana Martínez Zarco de Morales, personaje que inspiro a Dulcinea y de la que se cree que Cervantes estuvo perdidamente enamorado. La construcción de la casa data del siglo XVI, aunque fue rehabilitada durante la década de los 60. En su interior alberga mobiliario del siglo XVII y las dependencias más habituales de este tipo de caseríos manchegos.

 

4. Monasterio de las Trinitarias

El famoso Monasterio de las Trinitarias data del siglo XVII, fue declarado Bien de Interés Cultural y se trata del primer monasterio de la orden de Monjas Trinitarias Recoletas. El edificio cuenta con un museo con piezas de orfebrería, lienzos, tallas y cantorales del siglo XVII y XVI.

 

5. Convento de las Clarisas

Sobre la hermosa glorieta de García Sanchíz se alza el convento de las Clarisas. Se trata de un edificio de estilo renacentista que data del siglo XVI, aunque fue restaurado en el siglo XX. Es aquí es donde se elaboran los deliciosos Caprichos de Dulcinea, uno de los dulces más emblemáticos de esta región.

 

6. Ruta literaria a través de las calles de El Toboso

Otro de los encantos de El Toboso es que a lo largo de tu recorrido por el pueblo podrás apreciar pequeños fragmentos de El Quijote, concretamente del capítulo IX en el que Quijote y Sancho se adentran en el pueblo con el objetivo en la búsqueda de Dulcinea.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados