¿Qué ventajas me puede ofrecer una tarjeta VISA?

La tarjeta VISA es aceptada en todo el mundo, es más segura que llevar el dinero en efectivo y puede utilizarse para comprar por Internet.

¿Qué ventajas me puede ofrecer una tarjeta VISA?
La tarjeta VISA es universal
  • Durante el 2013 se efectuaron compras con tarjeta VISA por valor de 146.900 millones de euros, un 2,6% más que un año antes.

Todo parece indicar que la crisis de las tarjetas bancarias ha sido superada. Los últimos datos manejados por VISA apuntan a que el gasto realizado con sus tarjetas aumentó el último año en nuestro país. Durante el 2013 se efectuaron compras con tarjeta VISA por valor de 146.900 millones de euros, un 2,6% más que un año antes.

Así pues, todo parece indicar que volvemos a confiar en las ventajas de este producto financiero. Y es precisamente en el aspecto positivo de la tarjeta VISA en lo que vamos a centrarnos hoy. Comenzaremos con los pros comunes a las tres modalidades que existen (crédito, débito y prepago). 

1. Es aceptada en todo el mundo.
2. Es segura, bastante más que llevar el dinero en efectivo.
3. Es muy fácil de usar.
4. Se pueden efectuar un montón de operaciones (compras, retirada de efectivo, ingresos, transferencias, etc.) de forma rápida.
5. Podemos elegir dónde y cómo contratarla: acudiendo al banco o cómodamente, sin salir de casa.
6. No exige mucho papeleo. Basta con el DNI y las últimas nóminas.
7. Si no queremos, no tenemos porqué cambiar de banco. Sólo debemos escoger la tarjeta VISA que ofrezca esta posibilidad, como puede ser la Citi Oro.
8. Se puede utilizar para realizar compras por Internet o teléfono.

Las ventajas de la tarjeta VISA de débito


Aparte de las ventajas ya mencionadas, cada tipo de tarjeta VISA tiene unas características propias que la hacen más atractiva a los ojos de los clientes. La de débito es la reina de la fiesta, puesto que es la más utilizada en España. ¿Por qué?

  • Porque en todo momento sabremos cuánto dinero nos queda en la cuenta.
  • Porque sólo podremos gastar lo que tenemos, así que no nos endeudaremos.
  • Porque las cuotas de mantenimiento son muy bajas, incluso gratuitas.
  • Porque si sacamos dinero del cajero nuestro banco no nos cobrará comisiones. Eso sí, siempre y cuando lo hagamos en los de la entidad. Si somos de los que nunca llevamos efectivo en la cartera, podemos elegir una tarjeta que nos permita sacar dinero en un gran número de cajeros. Por ejemplo, la Visa de Débito ING no cobra por retiradas en los cajeros de la red 4B.  
  • Porque no suelen tener compromiso de permanencia.

Parecidas a la anterior, la tarjeta VISA prepago también es una buena opción si no queremos salirnos de nuestro presupuesto. La diferencia fundamental es que tenemos que recargarla. Y lo mejor de todo es que no necesitamos vincularla a una cuenta bancaria. 

Las ventajas de la tarjeta VISA de crédito


Si lo que necesitamos es un producto para imprevistos entonces tendremos que optar por una tarjeta VISA de crédito. Nunca está de más recordar que pueden ser el mejor aliado para equilibrar nuestras cuentas en un momento determinado, pero también pueden convertirse en nuestro peor enemigo. Así que, imprescindible, exprimir al máximo la parte positiva.

1. Permite comprar algo que necesitemos urgentemente aunque en ese momento no tengamos el dinero. También podemos sacar dinero del cajero en esa misma situación, aunque tendremos que pagar por ello.
2. La flexibilidad de pago es un punto a su favor. Podemos optar por devolver el importe total de la compra o hacerlo a plazos. 
3. Las comisiones tampoco serán un problema si las usamos bien. Las de Evo o ING son totalmente gratuitas si no incurrimos en impagos.
4. Podemos obtener ventajas extra, como la devolución de una parte del importe gastado. Es el caso de los dos ejemplos anteriores. También la del Banco Popular devuelve el 2% del importe de los recibos.
5. Tienen un seguro que las protege en caso de pérdida o robo.

Da igual si es de crédito, de débito, prepago, comercial, virtual, con puntos... Todas estas tarjetas VISA tienen sus ventajas, y depende de nosotros que sepamos aprovecharlas al máximo.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados