¿Qué son los siniestros?

Los siniestros son los accidentes que sufrimos y por los que el seguro tiene que indemnizarnos

¿Qué son los siniestros?
Los siniestros se clasifican según daños y estadísticas
  • Van desde un accidente hasta el cobro de la pensión de jubilación

Los seguros nos cubren ante posibles accidentes y nos proporcionan una asistencia que queda definida en las pólizas que contratamos. Cada vez que damos un parte hablamos de siniestros, y las compañías aseguradoras deben indemnizarnos.

Los siniestros pueden ser negativos: un accidente con el coche o la rotura de un espejo en nuestra vivienda, por ejemplo. Pero también positivos: tenemos contratado un seguro de jubilación y llegada la edad empezamos a cobrar la pensión establecida.

Clasificación de los siniestros

Los siniestros se clasifican, además, teniendo en cuenta dos aspectos:

1. El daño. Dependiendo de la gravedad, hablaríamos de siniestro total o parcial.

2. Las estadísticas. De esta forma, hablaríamos de siniestros ordinarios o extraordinarios. Los primeros serían, por ejemplo, un pequeño golpe con el coche. Los segundos son los derivados de acontecimientos que no son frecuentes. Por ejemplo, un terremoto.

El tipo de indemnización dependerá de lo estipulado en el seguro. Normalmente las aseguradoras realizan el pago en forma de dinero, pero también pueden optar por reparar el daño (en una fuga de agua, por ejemplo) o proporcionar una asistencia (médica, jurídica, etc.).

¿Cómo debe actuar el asegurado ante los siniestros?

Si tenemos algún percance debemos actuar de la siguiente forma:

1. Asegurarnos de que nos lo cubre el seguro. Muchas veces pagamos por servicios como arreglar la lavadora cuando es algo que cubre el seguro de hogar

2. El asegurado debe ponerse en contacto con su compañía para informar del siniestro. Pero debe hacerlo en un plazo máximo de tres días.

3. El titular del seguro tiene que presentar la información y documentación requerida por la compañía. Por ejemplo, en un accidente de coche, es imprescindible entregar el parte amistoso.

¿Cómo actúa la aseguradora ante los siniestros?

Por su parte, la aseguradora sigue un procedimiento, que empieza por tomar declaración al asegurado sobre cómo se produjeron los siniestros. A este paso seguirán otros:

Apertura del expediente. En el dossier se incluye toda la documentación del caso.

Peritaje. Un perito valora el alcance del siniestro para poder hacerse una idea del coste.

Resolución. Del informe del perito dependerá determinar si el siniestro está cubierto o no por el seguro.

Indemnización. Es proporcional al daño sufrido por el asegurado. Puede ocurrir que, tras pagar la indemnización, la compañía aseguradora decida cancelar el seguro. 

Cierre del expediente.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados