¿Qué son los préstamos online?

La cantidad, plazo de devolución e intereses de los préstamos online dependerán de para qué queremos el dinero

¿Qué son los préstamos online?
Los préstamos online de los bancos son más baratos
  • Son un producto bancario que se contrata por Internet y que permite recibir una determinada cantidad de dinero a cambio de devolverlo, junto con los intereses correspondientes, mediante pagos periódicos.

Los préstamos online son, al igual que los tradicionales, un producto bancario que permite recibir una determinada cantidad de dinero a cambio del compromiso de devolverlo, junto con los intereses correspondientes, mediante pagos periódicos. La diferencia está en que se pueden contratar sin salir de casa.

La contratación de los préstamos online es, por tanto, sencilla, cómoda y directa. Sólo necesitamos:

  • Tener acceso a Internet.
  • Ser mayores de edad.
  • Demostrar unos ingresos periódicos que nos permitan hacer frente a los pagos. 
  • En la mayoría de los casos, no estar inscritos en ningún listado de morosos.

¿Cuánto dinero conceden los préstamos online?


El resto de características ya depende de cada entidad. No es lo mismo pedir préstamos online en un banco que en una financiera. Por eso es mejor comparar ambas opciones en función del valor del crédito, el número de cuotas y los intereses.

1. Valor del crédito

Es la cantidad total de dinero que vamos a pedir prestado. Según la entidad, los límites varían.

  • Los bancos tienen un límite de crédito más alto que las financieras. Sin ir más lejos, ING concede hasta 60.000 euros.

  • Los préstamos de las financieras se acercan más a los minicréditos. Aunque hay excepciones, como Big Bank, que concede hasta 10.000 euros.

  • Una ventaja de las financieras sobre los bancos es que las primeras no suelen pedir explicaciones. No es necesario decir para qué queremos el dinero.

¿Tienen los préstamos online un número máximo de cuotas?


2. Número de cuotas 

El plazo de devolución de los préstamos online.

  • Pagaremos más intereses cuanto más tardemos en pagar la deuda.

  • Lo recomendable es que la amortización sea inferior a la vida útil del producto para el que hayamos pedido la financiación. Por ejemplo, el crédito para un coche deberíamos ponerlo a, como máximo, 8 años. Pero un ordenador sería lógico pagarlo en menos de 3 años.

Un ejemplo podemos verlo en los préstamos online de Cofidis. Mientras que para la compra de un coche el plazo de devolución es hasta de 6 años, para la adquisición de un instrumento musical baja hasta los 5 años.

¿Cuántos intereses pagaremos con los préstamos online?


Es frecuente que las entidades financieras exijan saber para qué vamos a emplear el dinero. Y también de esto dependerán los intereses. Volviendo a Cofidis, mientras que para la compra de un coche los intereses parten de un 6,95%, para la reforma del hogar ascienden al 7,95%. Eso nos lleva a la tercera característica a tener en cuenta a la hora de solicitar préstamos online:

3. Los intereses y comisiones

Las tarifas de las entidades también dependerán de si elegimos un banco o una financiera.

  • Los préstamos online de las financieras son más caros. Pueden llegar incluso a superar el 25% TAE (el crédito Citi Oro, de Citibank, tiene un TAE del 26,82%). 

  • La TAE aplicada por los bancos online ronda el 10%. Así, por ejemplo, la de ING Direct oscila entre el 9,33% y el 10, 42%, dependiendo de si tenemos o no domiciliada la nómina, pensión, prestación por desempleo, realizamos un mínimo de ingresos mensuales (1.000 euros) o mantenemos un saldo de 2.000 euros en una cuenta sin nómina. 

También hay que tener en cuenta que las financieras cobran comisiones por apertur, cancelación y amortización anticipada. Con los bancos podemos negociar este aspecto. A partir de aquí, la decisión queda en manos de los consumidores.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados