¿Qué son los bebés reborn y cuánto cuestan?

La demanda de bebés reborn ha aumentado en los últimos tiempos y son considerados como pequeñas obras de arte.

¿Qué son los bebés reborn y cuánto cuestan?
Son tan realistas que se usan como dobles en las películas

Dicen que la realidad siempre supera a la ficción. Sin embargo, también a veces ocurre lo contrario y la ficción es capaz casi de superar a la realidad. El caso de los bebés reborn es uno de ellos. Se trata de bebés de silicona, tan hiperrealistas que es difícil no confundirlos con un auténtico bebé.

Tanto que en numerosas películas los encargados del atrezzo los adquieren para utilizarlos como dobles en aquellas escenas que sean peligrosas para el bebé que sustituye. 

Se pueden considerar como pequeñas obras de arte ya que la calidad de los bebés es espectacular. Son casi verdaderos recién nacidos.

Los artistas que los crean no se dejan ni un detalle al azar. Su origen se remonta a Alemania durante la II Guerra Mundial. En una época de carencia como aquella, las madres restauraban y decoraban de nuevo las muñecas de sus hijas para que pareciesen nuevas.

Esta técnica tiene un nombre llamado reboring, y se basa en aplicar diversas capas de pintura al muñeco para hacerlo cada vez más realista.

Así van apareciendo pequeñas venas, capilares o los típicos arañazos de un recién nacido. Luego se le añaden pestañas, ojos, pelo…Todo artesanalmente.  

 

Quién compra los bebés reborn y cuánto cuestan




Al ser tan exclusivos, no se compran por internet como cualquier producto hoy en día. Hay ferias especializadas en bebés reborn y eventos concretos al que acuden creadores e interesados en este curioso mundillo.

Se pueden personalizar al gusto del cliente, cosa que lógicamente va aumentando su precio. 

Otro dato a tener en cuenta sobre su adquisición es que estos bebés recién nacidos de silicona no se venden, se adoptan. El creador puede hasta facilitar un certificado de nacimiento con datos de peso y talla, amén de directrices sobre cómo cuidarlo.

Pensemos que hablamos de un carísimo muñeco que tendrá que tener un mantenimiento óptimo si queremos que nos dure.

En España, Babyclon es una de las primeras marcas que se ha especializado en la elaboración de estos bebés en silicona de platino, que permite que sean flexibles y duren más. 

Los compradores de bebés reborn suelen ser coleccionistas, amantes del arte o mujeres que siempre coleccionaron muñecas en casa.

También se da el caso de clientes que buscan un recuerdo de sus hijos cuando eran bebés y encargan un muñeco igual que ellos. Incluso son comprados por personas que no pueden tener hijos o han perdido un bebé recientemente.

Es una manera de pasar el duelo temporalente, pero vamos, no creo que resuelva el problema así.

Y en cuanto al precio, dependiendo del material con que se haga, de quien es el creador, la calidad de la obra y de cada una de las peticiones de los clientes, el precio variará.

Los hay desde los 100 € hasta los de 1.000 €, 2.000 € y hasta 3.000 €, que si se le da por crecer igual incluso hay que pagarle la carrera y todo.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados