¿Qué son las subastas de bienes embargados?

Con el dinero conseguido en las subastas de bienes embargados se cubrirán las deudas que sus dueños han contraído con particulares, empresas, entidades financieras o Administración

¿Qué son las subastas de bienes embargados?
Podemos recuperar los bienes embargados
  • Ganará la puja quien haya realizado la mejor oferta

Fincas, vehículos, embarcaciones, bienes muebles, pisos… La cantidad de bienes embargados por entidades financieras y organismos oficiales es cada día mayor. Sólo en la Seguridad Social podemos encontrar unas 4.600 posesiones que van a ser subastadas. Por comunidades, Valencia es la que más bienes aporta a la lista (608).

Con el dinero conseguido se cubrirán las deudas (o parte de ellas) que sus dueños han contraído con particulares, empresas, entidades financieras o Administración. Si el importe obtenido es mayor que la deuda, lo que sobra se le devolverá al deudor.

Podemos recuperar los bienes embargados


Independientemente del organismo (Juzgados, Seguridad Social, Hacienda, Ayuntamientos, Diputaciones, Consejerías, Ministerios…) que lleve a cabo las subastas de bienes embargados, el deudor puede recuperar sus pertenencias si:

Paga la deuda.
Abona los intereses y costes antes de que comience la puja.

Si al final se produce la subasta, el procedimiento es muy similar en todos los casos. Poniendo como ejemplo las subastas de bienes embargados de la Seguridad Social, los pasos a seguir son los siguientes: 

1. Informarse de los bienes embargados que se van a subastar. Puede hacerse online o acudiendo a las direcciones provinciales de la Tesorería General de la Seguridad Social. Si necesitamos información adicional, podemos pedirla en el buzón de consultas
2. Una vez sepamos con seguridad por qué bien vamos a pujar, podemos participar en la subasta. Las ofertas pueden presentarse en sobre cerrado desde que sale la convocatoria hasta un día antes. 
3. Identificarse mediante DNI o pasaporte. 
4. Dejar en depósito el 25% del precio de salida del bien por el que queremos pujar si lo hacemos en sobre cerrado (es necesario poner el lote, la fecha y la hora). Si se acude personalmente a la subasta, este depósito será del 30%. 

Cómo se realizan las subastas de bienes embargados


Una vez iniciada la subasta, se dará preferencia a las ofertas de las personas presentes. Si nadie puja, se abrirán los sobres y ganará quien haya realizado la mejor oferta. En caso de empate, se adjudicarán los bienes embargados a quien haya registrado la oferta en primer lugar.

El ganador de la puja tendrá cinco días para pagar el importe total. Al resto se les devolverá el depósito. Y, si la subasta quedase desierta, volvería a celebrarse una segunda puja. 

Eso sí, hay que tener en cuenta que si adquirimos bienes embargados con cargas, tendremos que asumirlas, por lo que conviene saber el importe para descontarlo del precio que estemos dispuestos a pagar.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados