¿Qué son las rosquillas de Alcalá y qué tienen de especial?

Con esta sencilla receta podrás cocinar en casa las deliciosas rosquillas de Alcalá, uno de los dulces más típicos de la localidad madrileña Alcalá de Henares.

¿Qué son las rosquillas de Alcalá y qué tienen de especial?
Receta para cocinar unas deliciosas rosquillas de Alcalá


Alcalá de Henares no solo es conocida por su vinculación con Cervantes y el Quijote. Entre otras cosas, destaca por sus famosos dulces.

Dream! Alcalá menciona los cinco más famosos: la costrada, las almendras de Alcalá, las Tejas, los Penitentes, y por supuesto, las rosquillas de Alcalá.

Puede sonarte familiar por su forma de rosquilla y su intenso color amarillo, ya que se hacen también en otras ciudades de España. Sus ingredientes principales son harina, huevos y azúcar.

Saca el repostero que llevas dentro y atrévete con esta receta para elaborar tus propias rosquillas de Alcalá caseras para sorprender a los tuyos.

 

Rosquillas de Alcalá: Un gran dulce sencillo de cocinar


Ingredientes

Los ingredientes para cocinar rosquillas de Alcalá son muy comunes en la cocina: harina, huevo y azúcar. Esto es una primera ventaja a la hora de elaborar este dulce casero.

No obstante, para reducir el tiempo en la cocina, vamos a utilizar masa de hojaldre ya hecha.

Estas son las proporciones, según nos indican en la receta de rosquillas de Alcalá de divinaCocina:
  • 2 planchas de hojaldre
  • 6 yemas de huevo
  • 150 ml de agua
  • 240 gr de azúcar
  • 200 gr de azúcar glas



Preparación de las rosquillas

Mientras precalentamos el horno a temperatura 200º, extendemos las 2 planchas de hojaldre sobre papel de horno, una sobre otra. Cortamos las planchas por la mitad, y colocarlas a ponerlas sobrepuestas. De esta manera, deberíamos tener 4 planchas de hojaldre.

Aplicamos un cortapastas sobre el hojaldre, y vamos extrayendo las rosquillas de la masa. Practicamos otro agujero más pequeño para extraer el centro. Podemos utilizar la boquilla de la manga pastelera.



¡Al horno!

Horneamos las rosquillas entre 10 y 12 minutos a 200º, hasta que suba la masa y esté dorada.



El glaseado

Al tiempo que se van templando las rosquillas, vamos a hacer el almíbar. Hervimos 100 ml de agua y 240 gr de azúcar en una cacerola. Apartamos y lo dejamos reposar unos minutos.

A continuación, batimos las yemas, añadiendo el almíbar sin dejar de remover con una varilla para evitar que se cuajen.

Volvemos a ponerlo todo en el fuego, y removemos sin llegar a hervir mientras que se va espesando la mezcla. Quitamos la cacerola del fuego, y lo dejamos en reposo unos 5 minutos.

Ahora, vamos bañando las rosquillas en la crema de yemas que hemos realizado, y dejamos enfriar.



El glaseado de azúcar

Por último, vamos a mezclar batiendo 50 ml de agua con 200 gr de azúcar glas. Sumergimos las rosquillas hasta la mitad, dejando escurrir para que la mezcla quede sólida. ¡Y ya tenemos nuestras deliciosas rosquillas de Alcalá!
 

 También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados