¿Qué son realmente las agujetas y cómo quitárselas?

¿Te has preguntado alguna vez qué son exactamente las agujetas? Explicamos de forma sencilla cómo se produce este fenómeno y de qué maneras se puede prevenir y aliviar el dolor.

¿Qué son realmente las agujetas y cómo quitárselas?
Estas pequeñas roturas musculares son comunes tras el ejercicio intenso.

Uno de los problemas más comunes a la hora de hacer ejercicio son las agujetas, que en la mayoría de los casos son inevitables cuando el cuerpo no se encuentra en forma. Bien sea al empezar a practicar un deporte o ir al gimnasio, estos molestos dolores nos suelen acompañar poco después de la actividad física.

Tal como si de una máquina se tratase, el cuerpo humano tiene sus procesos mecánicos, que compensan la falta de ejercicio con estas molestias tan características. A pesar de que con el tiempo desaparecen, es bueno saber por qué sucede este fenómeno, así que vamos a contarte qué son las agujetas y cómo tratarlas.

¿Por qué se producen las agujetas en el cuerpo humano?

A pesar de los muchos estudios que ha habido sobre la relación entre los cristales de lactato o ácido láctico y el fenómeno de las agujetas, las últimas tesis apuntan con mayor seguridad a las lesiones musculares. El dolor que se siente en las agujetas sería, por tanto, fruto de las microroturas en las fibras musculares tras el ejercicio intensivo. La molestia se agravaría cuanto menos habituado esté el músculo al ejercicio.

En resumidas cuentas, cuando se realiza una actividad física, los músculos del cuerpo humano realizan un esfuerzo acorde, de tal modo que si la persona no está habituada al ejercicio, se producirán pequeñas lesiones. Las molestias que se sienten son fruto de las pequeñas inflamaciones que se forman al acumularse los metabolitos, que afectan también a las fibras nerviosas.

Por regla general, transcurridas de 24 a 72 horas después de la realización de la actividad física, aparecen las agujetas, que podrán ser más o menos agudas según el tiempo empleado en los ejercicios y la naturaleza de estos. Una persona que esté habituada a practicar deporte de forma regular, poseerá unos músculos capaces de trabajar a más intensidad, reduciendo la posibilidad de que aparezcan agujetas.

¿Cómo se quitan las agujetas?

Esta es la gran pregunta que muchos se hacen tras pasarse con la sesión de ejercicio en el gimnasio o con las carreras en el parque. Como se ha demostrado que las agujetas tienen origen en pequeñas lesiones musculares, las famosas bebidas a base de azúcar se quedan atrás, junto con las otras teorías. Para aliviar el dolor, existen distintas formas de proceder:

  • Utilizar cremas y lociones con efecto antiinflamatorio, así como la aplicación de frío.
  • Acudir a un fisioterapeuta para recibir masajes localizados y electroterapia, entre otras técnicas.
  • Realizar tras un calentamiento previo, los ejercicios que dieron lugar a la molestia, de modo que se active de nuevo el riesgo sanguíneo y se reduzcan los metabolitos.

Por último, no debemos de olvidar la importancia fundamental de los estiramientos y el calentamiento antes de realizar los ejercicios, pues de este modo se pueden prevenir las agujetas de forma eficaz. Aunque al principio pueda costar un poco estar en forma, es mucho más aconsejable hacer gimnasia de forma progresiva y con constancia, evitando así molestias innecesarias en el futuro.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados