¿Dudas sobre qué regalar en una boda? Te proponemos 10 ideas

Qué regalar en una boda depende de la cercanía que tengan los invitados y los novios. Aparte de dinero, podemos regalar experiencias inolvidables.

¿Dudas sobre qué regalar en una boda? Te proponemos 10 ideas
Una cena de lujo, una obra de arte, una escapada, artículos personalizados...

Si normalmente nos cuesta pensar en regalos originales para acontecimientos como Navidad, aniversarios o cumpleaños, la cosa se vuelve aún más complicada cuando hablamos de una boda. Todos los invitados siempre han tenido alguna vez dudas sobre qué regalar en una boda.

Si no hay lista de bodas siempre acabamos preguntando a los novios, con lo que el regalo puede ser muy práctico pero nada original.


Qué regalar a parte de dinero


Nosotros hemos hecho nuestra propia lista sobre qué regalar en una boda. Hay obsequios muy tradicionales, pero otros son sorprendentes. 

1. Dinero. De original no tiene nada de nada, ya lo sabemos. Pero si los novios dijesen la verdad sobre lo que realmente quieren como regalo seguro que casi todo dirían: “dinero”. Organizar una boda cuesta mucho dinero. El banquete, las flores, el viaje de novios, los trajes...

A eso hay que sumar los gastos que conlleva el crear un hogar. Aunque en la invitación no aparezca el número de cuenta, seguro que el dinero es lo que más falta les hace. El importe va en función del lazo que nos una a los novios y de cuántas personas de la misma familia vayamos. Eso sí, mínimo mínimo tenemos que cubrir el cubierto.

Si la boda es de un familiar muy cercano o de un amigo del alma, podemos complementar el dinero en efectivo con un detalle o, si tu presupuesto te lo permite, hacer un regalazo de esos que no van a olvidar nunca.
 

Qué regalar en una boda de los más cercanos


2. Un regalo que aumente su valor con el paso de los años. Puede ser una botella de vino, una obra de arte (un cuadro, una escultura o una fotografía, por ejemplo) o una antigüedad.

3. Una escapada. Organizar una boda estresa a todo el mundo, así que un buen detalle sería regalarles una escapada de un fin de semana para que se relajen un poco. 

4. Una organizadora de bodas. Las vemos en las películas y a todas las mujeres nos gustaría contar con una experta que nos ayude en los preparativos de la boda. El presupuesto suele hacer que desistamos, pero si la tuviésemos gratis...

5. Un detalle que complemente el look de los novios. Unos gemelos para él. Y para ella: Unos pendientes, una pulsera, el tocado, la ropa interior o los zapatos.

6. La música de la boda. Les quitaremos un gasto de encima si corremos con los gastos de la banda que vaya a tocar en la boda.

7. Primera clase. Si los novios van a coger un avión para su luna de miel y el viaje va a durar un montón de horas, podemos hacerles el trayecto mucho más llevadero si cambiamos su pasaje de turista por uno de primera clase y pagamos la diferencia.

8. Una cena de lujo. Aunque el destino final de la luna de miel acabe siendo un hotel todo incluido, seguro que los novios hacen antes una parada en alguna capital. Entérate de cuál es el mejor restaurante de la ciudad y haz una reserva (también tendrás que pagar la cuenta, claro). Seguro que no lo olvidan nunca.

9. Una experiencia única, como un viaje en helicóptero o el alquiler de un coche de lujo.

10. Artículos personalizados, como canciones, cuentos, retratos o artesanía.

Un último consejo: Siempre que puedas, si los novios no lo han pedido, evitar dar regalos del tipo electrodomésticos.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados