5 cosas que puedes reclamar al banco

Existen varias cosas que puedes reclamar al banco y que la mayoría de la gente desconoce. Evita futuros problemas con tu entidad bancaria.

5 cosas que puedes reclamar al banco
Forman parte de tus derechos como cliente

Hay quienes evitan lo máximo posible estar en contacto con su banco, lo que a la larga siempre acaba trayendo problemas. Nuestro deber como clientes es informarnos de todas las decisiones bancarias que nos puedan afectar. De hecho, existen bastantes cosas que puedes reclamar al banco siempre que quieras y así actuar con conocimiento de causa.

¿Te imaginas, por ejemplo, que tu entidad bancaria te cobrara unos gastos hipotecarios diferentes a los que esperabas? Algo parecido ocurrió con las cláusulas suelo. Pues hoy puedes reclamar la devolución del dinero que pagaste por dichas cláusulas, ya que fueron declaradas nulas por el Tribunal Supremo.

5 COSAS QUE PUEDES RECLAMAR AL BANCO

Reclamador.es, la compañía online de servicios de reclamaciones, señala varios productos que se pueden reclamar al banco y que la mayoría de la gente desconoce.

1. SEGUROS QUE NO SE CUBREN

Es de sobra conocida la insistencia de los bancos en que sus clientes contraten algún seguro, aunque no lo necesiten realmente. Así ocurre, por ejemplo, con el seguro de protección de pagos, que cubre varias cuotas de un préstamo cuando el cliente se queda sin trabajo.

En la mayor parte de los casos, los bancos imponen la contratación de estos productos a clientes que nunca los aprovecharán. Los seguros de protección de pagos se han llegado a aplicar sobre clientes que ni siquiera tenían un contrato de trabajo fijo, sino temporal. Esas personas están en su derecho de reclamar la devolución de todas las primas del seguro.

2. COMISIONES POR IMPAGOS

Cuando el cliente se retrasa en el pago de una cuota, las entidades bancarias cubren esos gatos y posteriormente cobran una comisión en la mayoría de los casos. Sin embargo, por ley solo pueden cobrar esa comisión cuando el gasto se sitúe entre los 30 y los 80 euros, por lo que en el resto de situaciones se puede reclamar su devolución.

3. COPIAS DE LOS CONTRATOS

Una gestión para la que los bancos suelen poner muchas trabas, pero que tienes plena potestad para solicitar. Pedir una copia de todos los contratos que tengas firmados con el banco te ahorrará posibles disgustos en el futuro, como el famoso “no leí la letra pequeña”. Reclamador.es aconseja solicitar estas copias por escrito y con acuse de recibo en las oficinas de nuestra entidad bancaria.

4. GASTOS HIPOTECARIOS

Los gastos de registro y notaría o el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, entre otros, se pueden reclamar al banco sin problemas, ya que muchas de sus cláusulas han sido anuladas por la Justicia. Estos gastos pueden llegar a superar el 2% del importe total de una hipoteca.

5. OTROS PRODUCTOS FINANCIEROS DECLARADOS NULOS

Cláusulas suelo, hipotecas multidivisa y bonos convertibles.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados