¿Qué préstamos rápidos permiten periodos de carencia?

Durante varios meses, las cuotas de los préstamos rápidos serán más bajas

¿Qué préstamos rápidos permiten periodos de carencia?
Date un respiro
  • Durante ese periodo de gracia, el cliente puede abonar sólo los intereses sin amortizar capital

La letra del coche, el seguro, la hipoteca. Las deudas se acumulan y nuestro sueldo no da para pagarlo todo. Necesitamos pedir un préstamo para llegar a fin de mes, pero no sabemos durante cuánto tiempo lo podremos pagar. Lo normal en estos casos es no endeudarnos e intentar pasar sin el préstamo, pero si realmente nos hace falta el dinero y los préstamos rápidos son nuestra única opción, debemos seleccionar bien qué entidades son más flexibles.

 

No es muy habitual, pero hay bancos que ofrecen periodos de carencia por si los clientes tienen problemas para hacer frente a los pagos mensuales. ¿Qué quiere decir esto? Pues que durante ese periodo de gracia, cuya duración varía según la entidad, el cliente puede abonar sólo los intereses sin amortizar capital. O bien, no realizar ningún pago (esto es lo menos habitual). La parte buena es que durante ese tiempo las cuotas de los préstamos rápidos serán más bajas. Lo malo, que al final acabaremos pagando más.

 

Incluso hay préstamos en los que ya se pacta desde el principio un periodo de carencia para que el cliente pueda generar unos ingresos con los que hacer frente al pago. Por ejemplo, cuando se pide dinero para abrir un negocio. Por poner un par de ejemplos de préstamos flexibles, el Préstamo Estrella de La Caixa ofrece un periodo de carencia de 12 meses durante los cuales sólo se pagan intereses. Por su parte, el Crédito Familiar del Banco Sabadell otorga un periodo de gracia de hasta 3 meses. Asimismo, este tipo de préstamos son habituales en los que se conceden a estudiantes, como el Préstamo Máster del Banco Popular, cuya carencia puede ser de hasta 24 meses.

 

Pero volvemos a insistir, una vez más, en que los préstamos rápidos no son una fuente de financiación y que sólo debemos solicitarlos si estamos seguros de que vamos a poder devolverlos. Los intereses por demora son muy altos, así que vamos a sopesar muy bien todas las alternativas.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados