Qué pensiones por incapacidad existen

Los trabajadores afectados reciben unas pensiones por incapacidad encaminadas a cubrir la falta de ingresos. La cuantía de estas prestaciones varía en función del tipo y del grado de discapacidad.

Qué pensiones por incapacidad existen
Las prestaciones por incapacidad permanente oscilan entre el 55% y el 100%

¿Qué es una incapacidad laboral? ¿Cuántos tipos de incapacidad están reconocidos? ¿Cuales son las pensiones por incapacidad reconocidas en nuestro país? ¿Qué cuantías tienen estas prestaciones? En este artículo analizaremos a fondo la incapacidad laboral y las prestaciones que le corresponden a las personas que se ven afectadas.

Como ya hemos explicado en artículos anteriores, se considera que una persona está incapacitada laboralmente cuando sufre un accidente o enfermedad que le impide volver a trabajar o que merma su capacidad para desarrollar el trabajo que venía desempeñando.

Dicha incapacidad puede ser temporal o permanente. A su vez, esta última tiene cinco grados: parcial, total, absoluta, gran invalidez y lesiones permanentes no invalidantes.



Cuantía de las pensiones por incapacidad


Los trabajadores afectados reciben unas pensiones por incapacidad encaminadas a cubrir la falta de ingresos. La cuantía de estas prestaciones varía en función del tipo y del grado de discapacidad que veremos a continuación.
 

1. Incapacidad temporal


El trabajador recibe una prestación diaria mientras está de baja. En el caso de un accidente de trabajo o enfermedad profesional este subsidio se cobra desde el día siguiente al de la baja.

Sin embargo, cuando hablamos de una enfermedad común o accidente no laboral el pago se hace a partir del cuarto día. 

El parte de baja debe expedirlo un médico de la Seguridad Social o de la Mutua de la compañía. Cada 7 días hay que presentar una nueva baja.
 

2. Incapacidad permanente 


En los supuestos de incapacidad permanente, los trabajadores afectados reciben una pensión contributiva. Pero antes hay que solicitarla ante la Administración y corresponderá al Equipo de Valoración de Incapacidades dictaminar su aprobación.

La cuantía depende de la base reguladora y del grado de incapacidad.
 
  • Incapacidad permanente parcial: 24 mensualidades.
 
  • Incapacidad permanente total: 55% de la base reguladora y un 75% a partir de los 55 años. Esta pensión es compatible con el cobro de un salario en una empresa de otro sector.
 
  • Incapacidad permanente absoluta: 100% de la base reguladora.
 
  • Gran invalidez: 100% de la base reguladora más un 50% para pagar a un asistente.
 
  • Lesiones permanentes no invalidantes: se paga una indemnización de una sola vez.
 

Pensiones por incapacidad no contributivas


Además existen las pensiones no contributivas, pero en este caso están destinadas a aquellas personas que carecen de recursos suficientes para subsistir y que no hayan cotizado el tiempo suficiente como para optar a una contributiva.

En el caso que nos ocupa, la recibirían aquellos ciudadanos que sufren una invalidez igual o superior al 65%.  La cuantía se establece en función de las rentas y oscila entre los 1.287,65 euros y los 5.150,60 euros anuales.  


 

Pensiones por hijos a cargo con discapacidad


También tienen derecho a cobrar una pensión de 1.000 euros anuales por hijo aquellas personas con hijos a su cargo menores de 18 años que tengan una discapacidad igual o superior al 33%.

Cuando se trate de hijos mayores de 18 años con un grado de discapacidad igual o superior al 65%, el importe asciende a 4.414,80  euros anuales por hijo. Si la minusvalía es igual o superior al 75%, la prestación es de 6.622,80 euros anuales. 

 

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados