Cosas que no decir en tu primer mes de trabajo

Si eres el nuevo de la empresa, apunta estas cosas que no decir en tu primer mes de trabajo. No sea que metas la pata sin querer y empieces con mal pie.

Cosas que no decir en tu primer mes de trabajo
La primera impresión es clave

Por fin has conseguido ese trabajo que tanto tiempo llevabas buscando. Si es que estaba hecho a tu medida. Fue llegar a la entrevista y bordarla. Normal, seguro que seguiste nuestros consejos y el éxito estaba garantizado.

Pues ahora no vayas a tirar por la borda todo ese esfuerzo. Empieza a trabajar con confianza y decisión, que se note tu entusiasmo. Eso sí, ten en cuenta que hay varias cosas que mejor no decir en tu primer mes de trabajo.

¿Cuáles son esas expresiones que debes evitar? Sencillamente, todas aquellas que estén fuera de lugar. Piensa que eres el nuevo, el que acaba de llegar a la oficina, y no estás en situación de exigir nada…

COSAS QUE NO DECIR EN TU PRIMER MES DE TRABAJO

Tus hábitos y tu forma de gesticular no son los únicos elementos que pueden influir en la impresión que causes en los demás. Aquí también entran en juego tus palabras.

Por tanto, ya que tu objetivo es causar una buena primera impresión, presta una atención especial a todo lo que dices. No es cuestión de morderse la lengua, sino de ser sensato.

EJEMPLOS

  • “En mi anterior trabajo solíamos hacerlo de otra manera”: Si todavía estás adaptándote a tu nuevo empleo, no tiene mucho sentido que menciones el pasado. Tus compañeros y supervisores valorarán mucho más tu proyección de futuro que tu capacidad para comparar métodos de trabajo. Ya tendrás tiempo de sugerencias más adelante.
  • “Eso no forma parte de mis funciones, le corresponde a X”: Si durante tu primer mes ya estás quitándote responsabilidades con frases como esta, no generarás un buen ambiente de trabajo. Es aconsejable fomentar la cooperación entre compañeros, y si te asignan una tarea que no te corresponde, habla directamente con la persona que en teoría debería hacerla.
  • “Lo siento, pero…”: Vale, te has equivocado y ya está, tienes que asumirlo. Pero asumirlo con la cabeza alta. Acepta tus errores sin “peros”, es normal cometer fallos en tus primeros días.
  • “Había asumido que…”: No asumas nada, pregunta. Aún estás en la fase de adaptación, es evidente que no sabes todo lo que hay que saber. Consulta tus dudas con quien creas conveniente antes de tomar decisiones precipitadas.
  • “Eso no tiene sentido”: Parecido al caso anterior. Entre las cosas que no decir en tu primer mes de trabajo, hacer ver que no entiendes algo de forma tan despectiva no es nada positivo.
  • No hagas comentarios implicando a otras personas en tus propios asuntos. Quejarse de que tal empleado puede trabajar desde casa y tú no solo traerá problemas.
  • Si has conseguido un puesto en el que tienes empleados a cargo, adopta un liderazgo positivo que haga más cómodos los primeros días.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados