¿Qué necesito para hacer una ensalada griega tradicional?

La ensalada griega es un refrescante plato, típico ejemplo de la dieta mediterránea, de carácter saludable y sabroso. 

¿Qué necesito para hacer una ensalada griega tradicional?
El queso feta es muy salado, no hace falta agregar nada de sal a la ensalada

A la hora de celebrar una comida o cena, ya sea por motivo familiar, de amigos o índole laboral, la ensalada suele estar presente como entrante a compartir o incluso de primer plato. Hecho que a veces produce controversia entre los comensales más tragaldabas, quienes consideran la ensalada como un gasto innecesario incapaz de calmar el desgarrador rugido de las tripas.

Donde estén las comidas grasientas en las que mojar bien el pan, que se quite la lechuga. Craso error. La ensalada es uno de los platos más saludables que existen. Y si encima se trata de la ensalada griega, puro ejemplo de la dieta mediterránea, no hay más que decir.

Como dato curioso podemos indicar que, curiosamente,  la lechuga no suele estar presente en la ensalada griega. Tan sólo en una atípica variante compuesta por lechuga, cebolla de primavera y eneldo fresco, aliñados con aceite de oliva y vinagre. Lo que pasa es que en Estados Unidos, Reino Unido, Australia y Sudáfrica, utilizan el concepto de ensalada griega para la ensalada con lechuga que hacen.

A ésta le agregan el queso feta, los tomates y aceitunas, además de cebollas, pimientos, pepinos, peperoncini o rábanos. Muy completita vamos, pero nada que ver con la ensalada griega tradicional.

 

Pasos para hacer una ensalada griega tradicional


 

Ingredientes

 
  • 4 Tomates 
  • 150 gramos de queso feta 
  • 1 Cebolla roja grande 
  • 1 Pepino 
  • 2 Cucharaditas de alcaparras
  • Orégano seco
  • 1 Lata de aceitunas negras
  • 3 Cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
 



Elaboración

  1. Cortamos el queso feta en cubitos, los tomates en forma de gajos y la cebolla en rodajas finas. El pepino, que no pelaremos, lo cortamos en rodajas también. Todos estos ingredientes los colocamos en un bol grande. 
  2. Añadimos las aceitunas negras y las alcaparras.
  3. Espolvoreamos con orégano.
  4. Echamos el aceite de oliva, de manera generosa, sin que tiemble el pulso, que somos mediterráneos y el aceite de oliva es vida. 
  5. Removemos la ensalada para que se impregne con el aceite. Y a comerla, que bien rica va a estar.
 



Trucos

  • Es importante que los ingredientes que vayamos a utilizar estén en un lugar fresco y no los saquemos hasta que vayamos a hacer la ensalada griega. 
 
  • Como el queso feta es bastante salado, no hará falta echarle nada de sal a la ensalada. 
 
  • Se puede sustituir el orégano por pimienta negra, para darle más vidilla al plato.
 
  • Hay que mezclar bien la ensalada. Si no lo hacemos, el aceite de oliva tiende a concentrarse en la parte inferior y la ensalada tiene entonces un sabor desigual.

Y si te apetece darle un toque aún más griego, te proponemos esta salsa tzatzki:

 

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados