¿Qué hay en la Catedral de León que la Unesco quiere proteger?

Conoce la Catedral de León, su historia, su arquitectura centrándonos en el momento artístico del gótico, y por qué debe ser Patrimonio de la Humanidad.
 

¿Qué hay en la Catedral de León que la Unesco quiere proteger?
La Catedral de León: historia y arte

La Pulchra leonina o bella leonesa, así se conoce a la Catedral de León, un monumental edificio de estilo predominantemente gótico, cuya influencia francesa está estrechamente ligada a una de las rutas del Camino de Santiago.

Construcción referente de la ciudad, su visita es más que obligada, sobre todo por el conjunto de sus vidrieras, únicas en el mundo.

Este hecho no pasa desapercibido para sus habitantes y las instituciones que han intentado que sea nombrada Patrimonio de la Humanidad, no estando aún en la lista redactada por la Unesco. Síguenos en esta ruta donde iremos desvelando los rincones de la catedral.
 

Re-descubriendo la Catedral de León


Un edificio con mucha historia

Nos detenemos un momento delante de la Catedral de León, y mientras la contemplamos escuchamos su historia. En el lugar que ocupa hoy el solar del edificio, se encontraban las termas de la ciudad romana, cuyo origen fue el asentamiento de la Legio VII Gemina.

Será en el siglo IX, tras la conquista de Ordoño II, el momento en que se construya la primera catedral. El mismo rey de León se haría enterrar allí.

Durante el reinado de Fernando I de León, comienzan las obras de una nueva catedral románica en el siglo XI, predominante estilo artístico de la zona y la época aunque con cierto carácter local, para mejorar su deteriorado estado por las guerras y revueltas. Ya por aquel entonces era un edificio muy monumental.

Pero no será hasta 1205 cuando se inician las obras de la catedral de estilo gótico, acorde nuevamente con las corrientes artísticas europeas del momento, siendo rey Alfonso X de Castilla.

Aunque el edificio ya estaba destinado al culto en el año 1289, no se termina el conjunto de la catedral de León hasta el siglo XV, un tiempo de espera habitual para el contexto histórico.
 

Un referente del arte gótico

Los maestros que trabajaron durante la construcción de la catedral de León debieron de inspirarse en las catedrales francesas como la de Reims, bien pensado para un edificio de obligada parada para los peregrinos que iban hacia Santiago por el camino francés.

El desarrollo y la distribución de sus elementos constructivos como los arcos ojivales o el crucero así lo indican.

Pero si algo hay que destacar como único y característico de esta catedral son sus vidrieras. Construidas entre los siglos XIII y XVI, este espacio reduce la cantidad de piedra utilizada en el edificio, distribuyéndolas en dos niveles.

Su buena calidad técnica y artística y su buen estado de conservación las hace únicas.    


Un monumento de interés mundial


La catedral de León fue el primer inmueble de España declarado Monumento Nacional, en el año 1844, algo que no es de extrañar por su dilatada historia y su grado de monumentalidad artística.

La construcción guarda múltiples rincones disponibles para que el visitante los descubra, como los restos arqueológicos de la antigua ciudad romana, y algún que otro secreto que dejaremos que descubras por tu propio pie.

Sin duda, merece incluirse en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.
 

También te puede interesar

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: