¿Qué hacer cuando es imposible reclamar?

Hay circunstancias en las que no es posible reclamar por un servicio o producto defectuoso. Para esos casos, hay organismos a los que puedes acudir.
 

¿Qué hacer cuando es imposible reclamar?
Hay organismos que protegen tus derechos

Debes reclamar cuando un producto o servicio no satisface las necesidades o los estándares de calidad que te prometieron, es un derecho de todos los consumidores.

Consciente de esto, son muchas las empresas que dedican espacio y personal a recibir quejas y darle solución a las mismas; algunas de hecho son muy eficaces en resolverlas y han ganado muy buena reputación.

Pero otras, directamente no tienen políticas justas para atender reclamos o buscan cualquier manera de desvincularse de sus responsabilidades. En estos casos, por fortuna, hay organismos que te ayudan a que tus derechos se hagan valer.

 

¿Qué hacer cuando reclamar tus derechos es difícil… o casi imposible?

 

Agota las posibilidades con la empresa

Si la empresa tiene una política de fijada para reclamar, pero está tratando de evitar sus responsabilidades, es importante que quede claro que agotaste todas las posibilidades y los tiempos tratando de encontrar una solución.

¿Por qué? porque deberías evitar llegar a un pleto mayor que te supongas un coste adicional de tiempo y dinero. Y debes tener en cuenta que has de tener pruebas de que intestaste – sin éxito – que el proceso se hiciera de la mejor manera posible.
 

Acude a la Oficina Municipal de Información al Consumidor

En la OMIC no solo tienes la posibilidad de informarte mejor sobre tus derechos como consumidor, sino que también encuentras un organismo serio en el que una reclamación que no tiene respuesta puede terminar bien para ti.

Dado el caso, ellos podrán intermediar con la empresa en busca de una solución e incluso imponer sanciones.

Si decides usar este camino, debes saber que puedes realizar tu queja tanto por vía online como de manera presencial en alguna de las oficinas disponibles. En el site encuentras tanto los formularios necesarios como los lugares donde se encuentran ubicadas las diferentes oficinas.

Es importante que tengas mucha documentación, tanto de la compra o adquisición del servicio como del reclamo que hiciste a la empresa en su momento.
 
Aunque el enlace que te dejamos es para las oficinas de Madrid, hay sitios web para otras ciudades, muy fáciles de encontrar en cualquier buscador.
 

Acudir a una asociación de consumidores

Si el proceso para reclamar se te está haciendo cuesta arriba o directamente no tienes posibilidades de plantear tu insatisfacción, unirte a una asociación de consumidores puede ser una buena opción.

Si el anterior funciona como un ente que interviene con las empresas para solucionar las quejas, este tipo de organismos son importantes para encontrar asesoría ante pleitos legales y difundir en diferentes medios sobre tu situación.

Algo que muchas en muchos casos, sirve para que las empresas mejoren inmediatamente su disposición a darte una solución.

FACUA, El Consejo de Consumidores y Usuarios o la Asociación General de Consumidores son sólo algunas de las que tienes disponibles.
 

Buscar solución en el Sistema Arbitral de Consumo

 
El sistema Arbitral de Consumo también es una manera de buscar una solución a reclamos que no han encontrado un final feliz en alguno de los casos anteriores.

Es un sistema extrajudicial de solución de conflictos pero que tiene mucha validez, dado que su cumplimiento es de carácter obligatorio para todas las partes involucradas.
 

Acudir a la vía judicial

Cuando se han agotado los caminos anteriores, la última vía para reclamar tus derechos como consumidor es a través de una demanda formal.

Para esto, las asociaciones de consumidores son de mucha utilidad, ya que te dan información importante sobre el proceso y – como ya mencionamos – pueden ayudarte a encontrar la mejor asesoría.


También te puede interesar:
   
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados