¿Qué hacer con tu nómina?

No todos saben cómo sacar provecho a su nómina, especialmente aquellos que llevan recibiéndola poco tiempo. Con los consejos que tenemos para darte no sólo aprenderás a gastarla, también la pondrás a producir

¿Qué hacer con tu nómina?
Debes saber administrarla y ponerla a rendir

Tener una nómina todos los meses es un privilegio al que no todos tienen acceso. Muchos trabajadores por cuenta propia no tienen la estabilidad que desearían y quienes están desempleados deben pelear cada día por encontrar un trabajo.

Y también son muchos los que la tienen y no saben administrarla. Es muy común que las primeras nóminas que se reciben se gasten en cosas que no son las más recomendables. Tal vez esté bien gastar una porción de tu primer sueldo en darte un gusto, pero con el tiempo es indispensable que crees hábitos y actitudes que te permitan tener una buena “salud financiera”.

Aquí es donde aparecemos nosotros con algunos consejos sobre la nómina que te serán de muchísima utilidad.
 

5 cosas que deberías hacer con tu nómina


 

Abre una cuenta nómina

Es el consejo más básico que se puede dar, ya que muchos no lo consideran.

Si deseas poner tu dinero a producir beneficios, hay pocas cosas mejores que puedas hacer. No sólo obtienes tasas de interés, sino que mejoras tu crédito.

Y, por si fuera poco, son sumamente fáciles de abrir. Normalmente las entidades bancarias reciben con los brazos abiertos a quienes desean abrir una cuenta nómina, e incluso llegarán a ofrecer un sinfín de descuentos y ventajas para terminar de convencerte.

Estos beneficios pueden ir desde descuentos en domiciliaciones (luz, agua, teléfonos, internet, etc.) hasta la posibilidad de no pagar comisiones por mantenimiento, administración o por cualquier gestión bancaria que realices.

 

Empieza a pensar en el futuro más lejano

Puede parecer apresurado empezar a pensar en la jubilación cuando recibes tu segunda o tercera nómina, pero lo cierto es que nunca es demasiado temprano para hacerlo.

Empieza a guardar un porcentaje de tus ganancias para cuando te retires, si lo haces desde ya, tendrás más tiempo a tu favor y no tendrás que ahorrar un porcentaje demasiado alto.

 

Separa inmediatamente tus gastos

Sin importar si se trata del pago de tus impuestos o de cumplir con algún crédito o renta, es vital que lo primero que hagas con tu nómina sea separar el monto necesario para este tipo de gastos y olvidarte de él.

 

Busca maneras de invertir

Siempre es aconsejable que diversifiques tus fuentes de ingresos, especialmente cuando consideras que la estabilidad laboral total no existe. Aprovecha que tienes una fuente fija de ingresos para elaborar un plan con calma que te permita invertir en negocios de bajo riesgo, pero rentables.

 

No contraigas deudas innecesarias

Ahora que tienes una fuente de ingresos fijos, puedes verte tentado a hacer planes demasiado ambiciosos que te lleven a endeudarte más de la cuenta. No lo hagas.

Planea cada paso con tiempo y no asumas muchas deudas juntas, ya que esto hará que controlar tus finanzas personales sea mucho más complicado.


También te puede interesar:

 


 

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados