Qué es una hipoteca inversa

Con la hipoteca inversa el titular recibe una cantidad de dinero periódica a cambio de pone su vivienda como garantía del préstamo.

Qué es una hipoteca inversa
Se trata de un producto financiero para mayores de 65 años

Si tienes una vivienda en propiedad, quieres disfrutar de tu jubilación como es debido y obtener un dinero extra que te permita hacerlo, puedes lograrlo gracias a la hipoteca inversa.

Este producto financiero te permitirá obtener una cantidad mensual garantizada de por vida, a la vez que mantienes la propiedad y disponibilidad de tu vivienda. La hipoteca inversa también te permite deshacer la operación del contrato en cualquier momento y sin problemas. A esto hay que sumar que su fiscalidad es muy favorable.

¿Quieres saber más detalles sobre la hipoteca inversa? A continuación te descubrimos cómo funciona y los requisitos que son necesarios para poder contratarla.

¿Qué es la hipoteca inversa?

Se trata de un préstamo hipotecario diseñado para personas mayores de 65 años, a través del cual la entidad bancaria paga una mensualidad a la persona que la contrata, a cambio de utilizar su vivienda como garantía.

El valor de la cantidad mensual que la entidad financiera paga a su cliente depende de varios factores, como pueden ser el valor de la vivienda en cuestión y la edad del cliente que contrata la hipoteca inversa.

A diferencia de lo que ocurre con una hipoteca convencional, donde el total de la cantidad prestada se recibe al comienza de la operación, en la hipoteca inversa ese importe se cobra en mensualidades.

Características de una hipoteca inversa

Entre las principales características de este producto destacan las que listaremos a continuación:

  • En todo momento la propiedad de la casa le pertenece al titular de la misma.
  • La operación se puede liquidar en cualquier altura.
  • No se tributa por el importe que recibe el titular. Al considerarse como un préstamo, los ingresos no están sujetos a las retenciones de IRPF.
  • La deuda no se exige hasta que fallezca el titular.


¿Cómo funciona la hipoteca inversa?

Como decíamos, al contratar un hipoteca inversa el cliente recibe una cantidad mensual fija de por vida. Si los titulares de la vivienda son dos, la mensualidad se mantendrá hasta que fallezca el último de ellos. A continuación explicaremos con más detenimiento cómo funciona este producto financiero:

1. El titular pone su vivienda como garantía del préstamo. Puede seguir viviendo en ella sin perder la propiedad.

2. Como compensación, el banco le da una cantidad periódica de dinero hasta que fallece o hasta que se agota el importe del préstamo. La cantidad va en función de las características del inmueble (hay una tasación previa) y de la edad del titular (cuanto más jóvenes, menos dinero reciben mes a mes).

3. La deuda acumulada se exige en el momento en que el titular de la hipoteca inversa fallece. Por tanto, son los herederos quienes tienen que hacerse cargo.

4. Una vez que el banco reclama la deuda, los herederos deben saldarla (normalmente la cantidad es menor que el valor de la vivienda). El plazo que tienen para devolver el dinero ronda el año. Si no disponen de efectivo suficiente, la entidad les ofrece la posibilidad de contratar una hipoteca al uso por el valor del préstamo. La otra opción que les queda es vender el inmueble. Eso sí, si la cantidad no es suficiente para cubrir la cantidad endeudada, el banco puede embargarles solamente bienes que formen parte de la herencia.

También conviene tener en cuenta que el contrato de la hipoteca inversa lleva integradas una serie de cláusulas:

  • Crédito hipotecario a interés fijo.
  • Seguro de renta vitalicia (se activará en el caso de que el cliente sobreviva al plazo máximo del préstamo. Es decir, si el cliente sobrepasa su esperanza de vida será la aseguradora la que pague la renta vitalicia hasta que fallezca el cliente)
  • Algunas entidades también permiten solicitar una disposición inicial.


Requisitos necesarios para contratar una hipoteca inversa

Pero no todo el mundo puede contratar una hipoteca inversa. Necesita, por lo menos, cumplir dos requisitos:
1. Ser mayor de 65 años o dependiente.
2. Disponer de una vivienda en propiedad y que no pese ninguna carga sobre ella.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados