¿Qué es un préstamo online?

El préstamo online es un producto bancario que permite recibir una determinada cantidad de dinero a cambio del compromiso de devolverlo, junto con los intereses correspondientes, mediante pagos periódicos.

¿Qué es un préstamo online?
El préstamo online tiene un coste menor que el tradicional
  • Gracias al préstamo online ya podemos solicitar dinero sin salir de casa.

Muchas personas aún tienen en la cabeza la imagen del director del banco mirándonos de arriba a abajo cuando acudimos a su oficina a solicitar un préstamo. Pero no, gracias al préstamo online ya podemos solicitar dinero sin salir de casa. Su contratación es sencilla, cómoda y directa. 

Sólo necesitamos:

1. Tener acceso a Internet.
2. Ser mayores de edad.
3. Demostrar unos ingresos periódicos que nos permitan hacer frente a los pagos. 
4. En la mayoría de los casos, no estar inscritos en ningún listado de morosos.

El préstamo online se contrata sin salir de casa


Para conocer un poco mejor los préstamos online vamos a empezar por el principio, es decir, por su definición. El préstamo online es un producto bancario que permite recibir una determinada cantidad de dinero a cambio del compromiso de devolverlo, junto con los intereses correspondientes, mediante pagos periódicos. 

Hasta aquí puede parecer que nada los diferencia de los préstamos personales, pero hay tres diferencias fundamentales:

1. Se contratan desde casa: a través de una web, entrando en simuladores online, llamando por teléfono o enviando un sms. 
2. Los costes son menores porque los intereses son más bajos.
3. La rapidez. Hay préstamos online para los que sólo tendremos que esperar unas horas para tener el dinero en nuestra cuenta. Por ejemplo, el Préstamo Online Wonga (antes Crédito Pocket) garantiza que el ingreso se habrá efectuado en 48 horas.

¿Préstamo online de bancos o de financieras?


La primera pregunta que nos planteamos a la hora de solicitar un préstamo online es cuánto nos va a costar. Pues bien, eso dependerá de la entidad. Por regla general, las tarifas de los bancos suelen ser más baratas que las de las financieras, tal y como podemos comprobar a continuación:

  • Los préstamos online de las financieras pueden superar el 25% TAE (el crédito Citi Oro, de Citibank, tiene un TAE del 26,82%). 

  • La TAE aplicada por los bancos online ronda el 10%. Así, por ejemplo, la de ING Direct oscila entre el 9,33% y el 10, 42%, dependiendo de si tenemos o no domiciliada la nómina, pensión, prestación por desempleo, realizamos un mínimo de ingresos mensuales (1.000 euros) o mantenemos un saldo de 2.000 euros en una cuenta sin nómina. Y el Préstamo Inteligente de EVO Banco cobra unos intereses del 7,73%. 

Elige bien las cuotas del préstamo online


Aparte de las comisiones, hay que tener en cuenta otras dos variables a la hora de contratar los préstamos online:  

1. El valor del crédito. Es la cantidad total de dinero que vamos a pedir prestado.

  • Los bancos tienen un límite de crédito más alto que las financieras. ING, por ejemplo, concede hasta 60.000 euros.

  • La financiera que más dinero concede es Big Bank, pero aún así la cantidad máxima son 10.000 euros.

2. El número de cuotas. Para escoger un plazo de devolución debemos valorar dos aspectos:

  • Pagaremos más intereses cuanto más tardemos en devolver la deuda.

  • Una amortización inferior a la vida útil del producto para el que hayamos pedido la financiación. Por ejemplo, si compramos un ordenador, lo lógico sería pagarlo antes de los tres años.

¿Cuántos tipos de préstamo online existen?


De hecho, dependiendo de para qué queramos el dinero hablaremos de un tipo u otro de préstamos online. Al igual que ocurre con los créditos al consumo, el banco exigirá saber en qué se va a emplear el importe solicitado. Dependiendo de ello, concederá una cantidad y un plazo máximo de devolución. 

A grandes rasgos, podemos decir que hay los siguientes préstamos online:

1. Al consumo: Aquí incluiríamos los préstamos para pagar un viaje, comprar un ordenador, adquirir aparatos tecnológicos o renovar los electrodomésticos.

2. Préstamos coche: Tienen unas condiciones diferentes.

3. Reformas: Las obras de mejora de nuestra vivienda también se financian aparte. Cofidis y Citibank tienen préstamos online específicos para este fin.

4. Estudios: Para pagar la matrícula de la Universidad o cursar un máster, por ejemplo.

5. Mini créditos. Son préstamos de pequeñas cantidades de dinero concedidos al instante.

6. Rápidos. La mejor manera de obtener dinero al instante, sin papeleo y sin salir de casa. Hasta 300 euros en apenas 10 minutos podemos solicitar con Wonga.

7. Préstamo anticipo de nómina. Por regla general podemos pedir el adelanto de hasta tres nóminas, pero hay entidades que fijan una cantidad máxima, independientemente de lo que cobremos. Algunos bancos, como el BBVA, permite realizar la solicitud online.

¿Qué documentos pide un préstamo online?


Si la cantidad no es muy elevada bastará con presentar 3 documentos:

  • El DNI del solicitante, Pasaporte o Tarjeta de Residencia.
  • Las últimas nóminas, en el caso de los trabajadores por cuenta ajena.
  • La última Declaración de la Renta (IRPF).

El resto ya dependerá de la entidad financiera. En una empresa de capital privado exigirán menos papeleo. Sin embargo, puede que los bancos necesiten garantías adicionales. 

En resumen, para solicitar préstamos online sólo hace falta tener una solvencia mínima y cinco minutos para rellenar la solicitud.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados