¿Qué es el ruido blanco? ¿Cuáles son sus beneficios?

¿Sabías que el ruido blanco es capaz de relajar y facilitar el sueño en niños y adultos? Descubre más sobre sus beneficios en este artículo.

¿Qué es el ruido blanco? ¿Cuáles son sus beneficios?
Un ventilador o un secador de pelo son dos ejemplos perfectos de este tipo de ruido

El ruido blanco es un ruido aleatorio y constante que contiene todas las frecuencias y todas ellas muestran exactamente la misma potencia. Es un fenómeno similar al de la luz blanca.

De este modo, el ruido de una televisión sin sintonizar, un ventilador, una campana de cocina, una lavadora o un secador serían considerados ruido blanco, al igual que la lluvia o las olas del mar.

Pero hoy en día existen otras formas de encontrar este tipo de ruido, como por ejemplo, las máquinas de ruido blanco o simplemente a través de Internet, donde existen un sinfín de vídeos con este tipo de sonidos.

Seguramente te estarás preguntando qué tienen de relajante el sonido del secador, así que si quieres descubrir por qué estos sonidos resultan tan beneficiosos, a continuación te damos todas las respuestas.

 

¿Qué beneficios tiene el ruido blanco?


Nos ayuda a relajarnos

¿Cómo es posible que el ruido de una televisión sin sintonizar nos ayude a relajarnos? Pues la clave está en que este tipo de ruido integra todo el espectro de frecuencias sonoras existentes, y lo hace de manera armónica y sin que haya frecuencias que destaquen por encima de otras.

Esto provoca que dejemos de oír el resto de sonidos, eliminado así los altos y bajos, promoviendo así un efecto relajante. Este el motivo por el que muchas personas aseguran que el ruido blanco les ayuda a conciliar el sueño o a tratar problemas de insomnio.

 

Reduce el estrés de los bebés

La explicación a esta afirmación es similar a la del punto anterior, ya que este tipo de ruido evita que el bebé presté atención a otros sonidos y se asuste o sobresalte. Al tratarse de un ruido constante, resulta un sonido tranquilizador y ayuda al bebé a calmarse, evitando también que pueda despertarse a causa de otro tipo de sonidos.

 

Favorece el descanso

La contaminación acústica es un problema muy presente en las grandes ciudades y que, con una mala insonorización de la vivienda, puede afectar gravemente a la calidad del sueño y el descanso.

Sin embargo, el ruido blanco ayuda a enmascarar el resto de sonidos, por lo que consigue cubrir cualquier sonido molesto, como es el caso de los ronquidos, los vecinos o el tráfico.

 

Es un gran aliado para aumentar concentración

Además de molestos, algunos sonidos pueden ser una enorme distracción para nuestras mentes, lo que puede afectar en la concentración y en el rendimiento cognitivo. En este sentido, el ruido blanco puede ayudarnos a abstraernos y concentrarnos únicamente en lo que estamos haciendo.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados