¿Qué es un préstamo preconcedido?

Un préstamo preconcedido es aquél que el banco ofrece a un cliente con cierta antigüedad que tiene bajo riesgo de incurrir en impagos.

¿Qué es un préstamo preconcedido?
El cliente no solicita el préstamo, sino que es el banco el que lo ofrece

Cuando necesitamos un préstamo lo normal es acudir a nuestra oficina bancaria, rellenar un montón de papeles y esperar a que el departamento de riesgos haga el estudio sobre nuestro perfil.

Pero hay ocasiones en las que, de repente, abrimos el buzón y vemos que nuestro banco nos envía una carta donde se nos informa de que nos han concedido una cantidad X de dinero sin haberla solicitado. En este caso hablamos de préstamo preconcedido o preaprobado.

No tiene ni trampa ni cartón. Es un préstamo normal que ofrecen las entidades a los clientes que ya llevan un tiempo con ellos. La diferencia es que para recibir el dinero solo hay que aceptar la propuesta.

Funcionamiento del préstamo preconcedido

Para entender un poco mejor qué son los préstamos preaprobados hablaremos de cómo funcionan:

  • El banco hace un estudio de los clientes con cierta antigüedad para ver quiénes tienen menos riesgo de incurrir en impagos. Recabar esta información puede llevar semanas y se hace sin que el cliente se entere.
  • Debido a que el banco ya tiene todos los datos del cliente al que le ofrece el préstamo preconcedido, el papeleo en caso de aceptarse es mínimo.
  • Normalmente los préstamos preaprobados cobran menos intereses que los tradicionales, puesto que ese cliente ya tiene un perfil de cliente de bajo riesgo.

 

En cuanto al plazo que tenemos para aceptar un préstamo preconcedido, no hay una regla fija. A veces se trata de una oferta puntual, pero otras la propuesta es indefinida. De esta forma, el cliente puede aceptar el dinero en un determinado momento en que realmente lo necesite.

La cuesta de enero, la de septiembre, los regalos de Navidad, las vacaciones de verano… Hay muchos momentos a lo largo del año en los que podemos necesitar una inyección de dinero extra.

 

La letra pequeña de un préstamo preconcedido

No obstante, pese a que este producto parezca ideal no debemos olvidarnos de que hablamos de un préstamo y de que puede haber letra pequeña. Por eso, antes de aceptar un préstamo preconcedido conviene fijarse en una serie de puntos:

  • Analizar con detenimiento la oferta y el contrato para ver que no hay nada raro.
  • Estudiar las condiciones, sobre todo las referentes al tipo de interés y a las comisiones que hay que pagar.
  • El plazo de devolución del préstamo también es importante, ya que si es muy corto puede que no podamos hacer frente a los pagos.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados