Qué es mejor la calefacción de gas o electricidad

Antes de elegir entre calefacción de gas o electricidad conviene saber qué opción es la más económica y adecuada para tu hogar. Descubre más en este artículo.

Qué es mejor la calefacción de gas o electricidad
Conoce las ventajas e inconvenientes de ambos sistemas


¿Quieres poner calefacción en casa pero no sabes por qué opción decantarte? Las dos principales opciones son calefacción de gas o electricidad, sin embargo, a la hora elegir entre uno u otro sistema es importante tener en cuenta algunos factores.

Tu elección deberá depender en mayor grado del tipo y el tamaño de tu vivienda, así como de su localización y del uso que le vayas a dar a la misma. Por supuesto, el desembolso mensual que tengas que realizar y el confort de tu hogar también son factores a tener en cuenta.

Para poder elegir entre calefacción de gas o electricidad tienes que valorar bien cuál el sistema más adecuado para tu hogar y el que te proporcionará el calor suficiente al mejor precio.

A continuación te contamos las ventajas e inconvenientes de cada uno de estos sistemas de calefacción.


¿Calefacción de gas o electricidad? Ventajas e inconvenientes


Calefacción de gas

El gas natural es la fuente de energía más común y utilizada en la mayoría de los hogares españoles. Este sistema de calefacción es muy simple, ya que la caldera se encarga de calentar el agua y distribuirla por todos los radiadores de la casa, y muy habitual en viviendas de uso diario y bloques de pisos.

Además, la calefacción de gas es más económica que la electricidad, por lo que ésta es más recomendable en viviendas de uso diario. Al tener que llevar a cabo una instalación del sistema de gas, puede resultar una inversión inicial más alta, pero a largo plazo sale bastante más rentable.

También es fundamental que, a la hora de optar por la calefacción de gas o electricidad, tengas en cuenta distintos métodos con lo que puedes ahorrar más energía.

Por ejemplo, si te decides por la calefacción de gas conviene que tu vivienda cuente con un buen aislamiento, además de ventanas y puertas en buen estado para que no se escape el calor. 

Otra opción de ahorro puede ser combinar el gas con otros sistemas de calefacción eléctrica como es el suelo radiante.



Calefacción de eléctrica

La electricidad es, sin duda, el sistema más cómodo y seguro, ya que no supone ningún riesgo y es una energía limpia.

Existen diversos sistemas de calefacción eléctrica, como por ejemplo, las bombas de calor, convectores, los acumuladores eléctricos o el suelo radiante.

El principal inconveniente de este sistema es su precio. Al tratarse de un sistema el alto coste en su consumo resulta más recomendable en viviendas de uso más esporádico, piensa que una segunda vivienda es posible que no te compense tener un contrato de luz y otro de gas.

Además, con un sistema de electricidad también hay que tener en cuenta factores como el aislamiento o la eficiencia energética.

Recuerda que antes de decantarte por la calefacción de gas o la electricidad debes valorar el desembolso económico que supone cada sistema, el tipo de vivienda, su ubicación y el tiempo que necesitarás para calentarla.
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados