¿Qué es la TAE?

Aquellas personas que no estén familiarizadas con el término TAE, pueden usar la calculadora online del Banco de España 

¿Qué es la TAE?
La TAE es obligatoria desde 1990
  • La Tasa Anual Equivalente o Efectiva incluye la suma del tipo de interés nomina, los gastos y comisiones bancarias más el plazo de la operación

TAE. Tres siglas que estamos más que acostumbrados a ver pero que muy pocos saben lo que significan. La TAE no es ni más ni menos que la Tasa Anual Equivalente o Efectiva e incluye la suma del tipo de interés nomina, los gastos y comisiones bancarias más el plazo de la operación. Prácticamente ningún producto financiero se escapa de incluir este índice, obligatorio en España desde el año 1990.

 

¿Qué productos financieros incluyen la TAE?

 

Para explicar un poco mejor la TAE, debemos dividir los productos por categorías:

 

1. Productos de ahorro. Aquí la TAE se refiere a las liquidaciones de pago. Por ejemplo, si tenemos un depósito a un año en el que hemos invertido 100.000 euros al 5% TAE, ese dinero nos va a dar unos intereses de 5.000 euros.

 

2. Préstamos. Cuanto más bajo sea el TAE contratado, menos intereses pagaremos por el dinero solicitado. Incluye dos conceptos:

  • Las comisiones de apertura. Se pagan cuando se firma el préstamo.
  • Las comisiones por cancelación anticipada. En los préstamos a interés variable está limitada al 1%. A veces es mejor amortizar capital que cancelar toda la deuda.

 

3. Tarjetas de crédito. Ocurre como con los préstamos. Si las entidades financieras sólo publicitan el TAE mensual, debemos multiplicarlo por 12 para calcular el anual.

Los gastos que los clientes puedan evitar, como los seguros, no están incluidos en la TAE.

 

¿Cómo puedo calcular la TAE?

 

Para aquellas personas que no estén familiarizadas con el término, el Banco de España tiene una calculadora online. También podemos calcularla nosotros aplicando una fórmula en la que entran en juego: 

 

  • El tipo de interés expresado en términos relativos: Interés Nominal.
  • La frecuencia de pagos/cobros del interés: 12 si el tipo es mensual, 6 si es bimestral, 4 si es trimestral, 3 si es cuatrimestral, 2 si es semestral, y 1 si es anual. 

 

Por último, hay que recordar que la TAE debe aparecer en la publicidad, el contrato y en la documentación que nos envía la entidad financiera periódicamente para informarnos de las liquidaciones.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados