¿Qué es la TAE o Tasa Anual Equivalente?

¿No sabes qué es la TAE y quieres salir de dudas? Hoy te desvelamos la información clave que te ayudará a conocer mejor qué es la Tasa Anual Equivalente o TAE, en qué se utiliza y para que sirve

¿Qué es la TAE o Tasa Anual Equivalente?
Descubre la Tasa Anual Equivalente (TAE)


Seguramente no es la primera vez que oyes hablar de la TAE o Tasa Anual Equivalente, ya que se trata de un término que está muy presente tanto en el sector bancario como en el mundo de la prensa económica.

A pesar de haber oído hablar incontables veces sobre la TAE, puede que todavía desconozcas para qué sirve y en qué se utiliza, o simplemente de qué se trata.

Si quieres conocer todas estas peculiaridades sobre la TAE, a continuación te las explicamos de forma sencilla para que salgas cuanto antes de dudas y finalmente sepas de forma definitiva qué es la TAE.
 

Conoce el TAE o Tasa Anual Equivalente


¿Qué es el TAE?

El TAE o Tasa Anual Equivalente es el indicador del rendimiento efectivo de un producto, el cual engloba la compensación completa que recibe quien cede temporalmente su dinero a una entidad financiera.

Esto quiere decir que si por ejemplo, inviertes 100 euros a un fondo mensual al 7% TAE durante un año, al final del ejercicio contarás con 107 euros.

Sin embargo, la TAE también tiene en cuenta otras referencias como:

  • El tipo de interés

  • Las comisiones bancarias

  • El plazo de operación

  • Otros gastos

Pero por otro lado, la TAE no incluye gastos como:

  • Los que el cliente puede evitar

  • Los relativos a garantías y seguros

  • Los abonados a empresas o personas

 

¿En qué casos se utiliza la TAE?

Utilizar la TAE puede ser muy útil para conocer qué te está ofreciendo realmente un producto financiero. Es por eso que se la tiene muy en cuenta a la hora de recibir un préstamo para comprar una vivienda, ya que la hipoteca de dicho inmueble se convierte en una garantía de pago.
 

¿Para qué sirve la TAE?

Gracias a la TAE es posible comparar dos productos financieros con diferentes comisiones y tipos de interés, en función de la referencia anual y el periodo de las cuotas de pago.

Es decir, la TAE sirve para comparar el coste de todas las condiciones de un producto financiero.
En el caso de los prestamos hipotecarios, es muy útil para poder comparar las hipotecas que ofrecen dos entidades distintas en las que las comisiones y los tipos de interés también pueden ser distintos.

Gracias a la TAE te resultará más sencillo descubrir qué hipoteca te puede resultar más favorable.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: