¿Qué es la intolerancia a la histamina? ¿Qué síntomas tiene?

La intolerancia a la histamina no es una alergia a un alimento, sino a una sustancia que liberan algunos alimentos y que segrega nuestro propio organismo.

¿Qué es la intolerancia a la histamina? ¿Qué síntomas tiene?
Hay que evitar el pescado y los alimentos y bebidas fermentadas

La intolerancia a la histamina es una de las más comunes, junto con la intolerancia a la lactosa, la fructosa o el gluten. Por norma general, quienes sufren este trastorno sufren problemas gastrointestinales después de comer el alimentos que les provoca la intolerancia.

Los síntomas más comunes son diarrea, vómitos, cólicos, gases, estreñimiento, hinchazón abdominal, ruidos intestinales, enrojecimientos, náuseas, rinitis, dolor de cabeza, vértigos, taquicardia, cansancio, debilidad, etc.

Cómo se detecta la intolerancia a la histamina

Pero hoy nos centraremos en la intolerancia a la histamina. Lo que la diferencia de las otras tres es que la histamina es una sustancia que fabrica nuestro organismo y que funciona como hormona y neurotransmisor. Por eso a veces cuesta diagnosticarla.

Entre las principales funciones de la histamina destaca que disminuye la presión arterial, actúa como vasodilatador, estimula la secreción del ácido clorhídrico en el estómago y actúa en varios procesos inflamatorios.

Además, ante una reacción alérgica liberamos histamina, que es la que provoca que los síntomas alérgicos más normales, como el grano y el picor después de una picadura de mosquito o la congestión nasal durante un episodio de alergia al polen.

Normalmente nuestro cuerpo segrega encimas que degradan la histamina, pero cuando una persona tiene intolerancia a la histamina esta función no se produce. Como consecuencia, la histamina se acumula en el organismo y eso no es bueno. Es más, la histamina puede llegar a ser tóxica si se producen una concentración alta (entre 100 y 225 miligramos por cada kilo).

La intolerancia a la histamina: alimentos que la contienen

En cuanto a los alimentos que contienen histamina, hay dos que destacan: el pescado y el vino. Pero si bien normalmente las cantidades son pequeñas, en determinados procesos, como el ahumado o la fermentación de verduras, quesos o pescados, la concentración de esta sustancia aumenta.

A continuación haremos un listado con los alimentos ricos en histamina:

  • Pescados
  • Alimentos no frescos
  • Productos fermentados: como quesos (maduros y azules), fermentados de soja (miso o tofu), embutidos de carne de cerdo, conservas vegetales, vino, cerveza, champán y vinagre.

En cuanto a los alimentos liberadores de histamina, son los siguientes: chocolate, cacao, clara de huevo, espinacas, fresas, tomate, papaya, cítricos, piña, mango, crustáceos, pipas de girasol, frutos secos, bebidas alcohólicas, mostazas, vinagres, colorantes, conservantes y potenciadores del sabor.

El tratamiento para la intolerancia a la histamina

Como vemos, la intolerancia a la histamina no es como otras. No es que se tenga alergia a un alimento, sino a una sustancia que liberan algunos alimentos. Y como no es posible controlar la producción de histamina ni en los alimentos ni en el organismo, lo único que se puede hacer es seguir una dieta pobre en esta sustancia y en alimentos que la liberan.

Lo más indicado en estos casos es consumir alimentos frescos, evitar las bebidas alcohólicas y no consumir medicamentos que inhiban la enzima DAO o liberen histamina. Según que casos, el médico puede recetar antihistamínicos, preparados enzimáticos de DAO o suplementos de vitaminas (B6 y C), oligoelementos o ácido fólico.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados