¿Qué es la FIPER y cómo entenderla?

Al negociar la hipoteca con el banco, el consumidor no suele conocer perfectamente las normas de la financiación, algo que la FIPER explica bien.

¿Qué es la FIPER y cómo entenderla?
La FIPER no es una oferta vinculante

Llega el momento de dar el salto y lanzarnos a comprar una casa. Nuestro perfil financiero nos lo permite ya que tenemos un trabajo fijo (al menos hasta la fecha), un buen suelo y nuestra capacidad de endeudamiento es aceptable. El banco nos ofrece entonces un sinfín de destalles que a menudo no comprendemos. Es ahí donde entra la FIPER.

Pues sí, se trata de una ficha de información personalizada que permite a la persona que se va a meter en una hipoteca conocer bien las características de la oferta realizada por la entidad bancaria.

Y es que en la negociación con el banco normalmente no dominamos toda la terminología, significado o casuística con que nos bombardean los encargados de concedernos el préstamo. Por eso se creó una ficha informativa como la FIPER.
 

¿Cómo interpretar la FIPER?

Sin duda es uno de nuestros mejores aliados a la hora de estudiar la hipoteca gracias a su carácter explicativo. Al leerla bien y entenderla se puede valorar entonces la posibilidad o no de contratarla, según se consideren adecuadas o no a nuestras posibilidades las condiciones presentadas.

Esta ficha de información personalizada refleja la declaración de intenciones de la enditad bancaria tras analizar nuestro perfil financiero.

Para poder adquirir la FIPER el cliente tiene que facilitarle a la entidad bancaria sus datos financieros, así como la información relativa a la vivienda que está interesado en comprar.

Una vez que el banco tiene esos datos y ha realizado un estudio del perfil financiero del cliente, tiene obligatoriamente que entregársela al mismo si este se la solicita.
 

Lo más importante que valorar en la FIPER

Lo fundamental es estimar bien el interés que nos indica el banco, las comisiones existentes y la vinculación con la entidad.

Si se trata de una hipoteca de tipo de interés variable, es muy importante saber el índice de referencia de la misma, al igual que su sustituto y las causas posibles de su modificación.

En el caso de una hipoteca de interés fijo, habrá que saber el costo de la comisión establecida por riesgo de tipo de interés, la cual puede superar el 5% si se cancelara la deuda antes de tiempo.

También hay que mirar bien en la FIPER la vinculación a algún seguro, qué coste tiene o la repercusión que tendría la cancelación de la póliza en la financiación ofrecida.

Algo a tener muy en cuenta es que la FIPER no es vinculante, por lo que si, tras revisarla concienzudamente no estamos de acuerdo en algo, se puede modificar negociando con el banco. Sin duda esta es la mejor manera para evitar firmar una hipoteca que nos vincule demasiado, con tipos de interés muy altos o cláusulas con las que no contábamos.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: