¿Qué es la deuda soberana?

La deuda pública o deuda soberana es el dinero que un país debe a otros países, organismos o particulares.

¿Qué es la deuda soberana?
La deuda soberana influye en la economía
  • Cuando un país gasta más de lo que ingresa se produce un déficit presupuestario, lo que implica que necesitará financiación

Con frecuencia oímos hablar de la deuda pública de España pero no sabemos muy bien de qué se trata. Para entender este término hay que empezar por conocer su definición. Resumiendo, podemos decir que la deuda pública o deuda soberana es el dinero que un país debe a otros países, organismos (por ejemplo, el Banco Central Europeo) o particulares (empresas, entidades financieras o personas físicas). 

Cuando un país gasta más de lo que ingresa se produce un déficit presupuestario, lo que implica que necesitará financiación. Pues bien, una de las fórmulas para conseguir esa financiación es la emisión de deuda soberana.

¿Cómo se financia la deuda soberana?


La forma de financiación de un país es similar a la de los ciudadanos. Se pide el dinero prestado a un acreedor con la promesa de devolverlo con unos intereses y en un plazo de tiempo determinado. La diferencia está en que si un país necesita captar fondos, normalmente obtiene financiación mediante la emisión de bonos del estado.

La cosa funciona así: 

1. El país emite los bonos. No tiene por qué ser en la divisa nacional. Normalmente se prefieren los bonos emitidos en euros, libras esterlinas o dólares americanos.

2. Se produce una subasta de esos bonos.

3. Los inversores analizan el riesgo. Aquí es donde entran en juego las listas de calificación publicadas por agencias como Moody’s, Standard and Poor's o Fitch.

4. Los inversores compran esos bonos.

5. El país emisor paga a cada inversor (que se ha convertido en acreedor) el valor de los bonos más un interés (a más riego, mayor será el interés) en un plazo determinado.

La deuda soberana influye en la economía


También conviene destacar que la deuda pública o deuda soberana tiene unas consecuencias directas sobre la economía de un país:

Tipo de interés
Ahorro
Oferta monetaria

Si un país no paga, lo normal es que se refinancie la deuda. Pero también puede tener efectos en los mercados internacionales. Por ejemplo, si España no pagase su deuda, podría poner en peligro a toda la eurozona. 

A finales de 2013, la deuda pública española era de más de 950.000 millones de euros, lo que supone casi el 95% del PIB.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados