¿Qué es el Internet de las cosas y en qué nos va a afectar?

Seguro que ya has oído hablar del Internet de las cosas, ¿pero sabes exactamente cómo funciona y cómo afectará a nuestro día a día? ¡Descubre más aquí!

¿Qué es el Internet de las cosas y en qué nos va a afectar?
Se prevé que en 2020 IoT estará presente en cerca de 50.000 millones de dispositivos

El Internet de las cosas, también conocido por sus siglas en inglés como IoT (Internet of Things), ha ido introduciéndose poco a poco en nuestro día a día, tornándose una realidad que revolucionará por completo la manera en la que nos relacionamos con el mundo que nos rodea.

Este concepto, utilizado por primera vez en 1999 por Kevin Ashton en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), plantea que todos los objetos cotidianos estén conectados a la Red.

De este modo, los elementos cotidianos con los que estamos en contacto diariamente, como por ejemplo un electrodoméstico o un coche, podrán interactuar entre sí, ganando eficiencia e independencia, y mejorando nuestra calidad de vida.

Esto supondrá lo que muchos han denominado como la digitalización del mundo físico. Sin embargo, el Internet de las cosas continua siendo un concepto un poco abstracto y para entenderlo mejor conviene prestar atención a ejemplos más prácticos.

 

¿Cómo funciona y en qué nos va a afectar el Internet de las cosas?

El Internet de las cosas permite a los objetos comunicarse globalmente a través de internet. Algo que promete revolucionar nuestra relación con el mundo que nos rodea, ya que los elementos cotidianos será más inteligentes y más independientes. ¿Pero cómo es esto posible?

IoT se basa en la hiperconectividad, la conexión de diferentes dispositivos entre sí mediante una IP que permite el intercambio de datos a tiempo real. Pero esta tecnología no solo permite la conectividad a través de internet, sino también la programación de eventos y tareas específicas que podemos coordinar por control remoto.

 

Ejemplos y aplicaciones del Internet de las cosas

Hoy en día ya disponemos de muchos dispositivos que nos hacen la vida más fácil y eficiente, como los SmartWatch o la SmartTV, pero estos son apenas un indicio de lo que está por llegar, ya que IoT va más allá. Se habla de hogares y ciudades inteligentes, de la automatización del sector del automóvil, de aplicaciones en la industria energética o incluso dentro del sector sanitario.

Un ejemplo práctico es el control de los hogares a distancia. Con IoT podremos apagar el horno cuando la comida esté lista, hacer la compra cuando la nevera esté bajo mínimos o ajustar las luces del salón dependiendo de nuestras necesidades.

Pero todavía hay más, pues gracias al Internet de las cosas también se podrán automatizar los procesos de producción industrial, la supervisión de máquinas, regular y optimizar el consumo de energía, o incluso controlar toda la infraestructura urbana.

Todos estos avances permitirán a las empresas y al sector público reducir costos, acelerar los procesos y hacer una gestión más eficiente e inteligente de los recursos.

Aunque de momento IoT es un mundo en pleno desarrollo, lleno de posibilidades, cada vez son más las empresas que apuestan por esta tecnología. Sin embargo, solo cuando aterrice completamente en el mercado de consumo seremos conscientes del impacto que tendrá en nuestras vidas.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: