¿Qué es Hacienda?

Aunque es conocida por todos los españoles, Hacienda es un organismo que se encarga de más funciones, además de recaudar los tributos para financiar el Estado.

¿Qué es Hacienda?
¿Por qué se dice que Hacienda somos todos?


Hablamos mucho sobre Hacienda, sobre todo entre los meses de abril y junio, cuando vamos a presentar nuestra declaración anual de la renta. Comúnmente, los españoles utilizamos la palabra Hacienda para referirnos al organismo o conjunto de órganos y entidades públicas encargadas de recaudar los tributos destinados a las arcas del Estado.

Este Ministerio, además, es el encargado de elaborar los presupuestos estatales, para su posterior aprobación en el Congreso de los Diputados.

Estas y otras funciones que desempeña el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas se han ido perfilando a lo largo de su historia desde su creación en el siglo XVIII.
 

Historia y funciones de Hacienda


Desde la definición exacta

La RAE define la palabra Hacienda en su apartado segundo como "Conjunto de bienes y riquezas que alguien tiene”. Una tercera definición nos lleva directamente al asunto que estamos tratando: “Departamento de la Administración Pública que elabora los presupuestos generales, recauda los ingresos establecidos y coordina y controla los gastos de los diversos departamentos”.

Es decir, que es un organismo que pertenece al Estado, y se encarga de la financiación pública, entre otras tareas. Pero, ¿cuál es su origen?
 

Su origen

La historia del Ministerio de Hacienda y Administración Pública comienza en el siglo XVIII, primero vinculada a otras Secretarías, y más tarde, en 1754, bajo el reinado de Fernando VI, como Secretaría de Estado y del Despacho Universal de Hacienda.

Su objetivo era la administración y gestión de las rentas de la corona en los territorios peninsulares. Su decreto de creación ya reflejaba una estructura burocrática compleja, dedicándose al control de impuestos y rentas.

El motivo de su creación no fue otro que la necesidad de ingresos frente a la crisis económica de la monarquía que se venía dando desde principios de siglo.
 

Recaudar tributos y más cosas

Desde que Bravo Murillo sustituyera la denominación de Secretaría de Estado y del Despacho por Ministerio, en 1850, este organismo se ha ido desarrollando y modernizándose acorde con los tiempos.

También han ido creciendo sus competencias relacionadas con la Hacienda del Estado, que van desde la gestión y el uso eficiente de los recursos financieros, la distribución de los presupuestos aprobados, el control del gasto, la organización y la racionalización administrativa, a la adaptación de las nuevas tecnologías, y la coordinación entre las Administraciones públicas, siendo el principal y último beneficiario el ciudadano.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados