¿Qué es el VAN? ¿Cómo puedo calcularlo?

Aunque el VAN es muy usado en las finanzas corporativas, también puede utilizarse para planear inversiones de carácter más doméstico. 

¿Qué es el VAN? ¿Cómo puedo calcularlo?
Es una herramienta muy útil para la toma de decisiones financieras


El mundo de las finanzas es un universo extraño y de alta complejidad para los no iniciados en la materia. Interpretamos las noticias de la economía tras pasar por el filtro con el que los medios de comunicación supuestamente nos explican lo que sucede.

Pero si nos esforzamos e intentamos conocer el significado de algunos conceptos podremos intentarlos aplicar para gestionar bien el ahorro y planificar mejor las pequeñas inversiones de nuestra economía doméstica. 

Podemos definir el VAN o Valor Actual Neto de un proyecto de inversión o inversión como la medida de la rentabilidad absoluta neta que ofrece el proyecto, es decir, calcula al principio del mismo el aumento de valor que proporciona a los propietarios absolutos, después de que es descontada la inversión inicial que se tuvo que realizar para crear el proyecto. 

 

Cómo calcular el VAN


Para hacerlo a nivel doméstico y que sea más comprensible podemos verlo en un supuesto de que tengamos un pequeño puesto donde vendemos zumo de naranja. 
 

Inversión Inicial

Si quiere potenciar su negocio para aumentar las ventas, tendrá que realizar alguna inversión de mejora. Por ejemplo, en lugar de exprimir las naranjas a mano, que le llevan tiempo y esfuerzo físico, decide comprar un exprimidor eléctrico.

Si el precio del electrodoméstico es de 100 €, ése será el costo de inversión inicial.
 

Acotación de tiempo para evaluar inversión

Para calcular el VAN deberemos también saber el tiempo que necesitaremos para amortizar la inversión. Normalmente el periodo de tiempo se suele acotar en años.

Si los técnicos nos indican que la vida útil de un exprimidor es de 3 años, el periodo para calcular el Valor Actual Neto será de este tiempo, donde sabremos si amortizamos o no nuestra inversión con las ventas de zumos realizadas.


 

Calculamos el flujo de caja o flujo de ingresos relativo a cada periodo de tiempo

Necesitamos saber el dinero que podremos ganar con nuestra inversión durante cada periodo en el que recibamos ingresos que provengan de dicha inversión.

Estos flujos de caja pueden ser valores concretos o bien estimaciones. En el caso de la exprimidora de naranjas podemos hacer un cálculo basándonos en nuestro rendimiento pasado así como en optimistas estimaciones futuras.

Así, calculamos que obtendremos 50 € extra el primer año, 40 € durante el segundo y 30 € el último. Estos beneficios teóricamente los obtendríamos al reducir el tiempo de trabajo exprimiendo manualmente.

El flujo de caja sería entonces de 50 € primer año, 40 € segundo y 30 € el tercero.


Define la tasa de descuento que corresponda

Normalmente la cantidad de dinero determinada vale más ahora que en el futuro. Hoy se podría invertir en una cuenta que genere intereses y a la larga me generaría dinero.

Para calcular el VAN tenemos que conocer la tasa de interés de una inversión inicial con un riesgo similar a la que hemos hecho nosotros. Es la conocida como tasa de descuento.

No se indica con porcentajes sino con números decimales. Si en lugar de hacer la inversión en la exprimidora de naranjas la hacemos en acciones donde estimamos ganar un 4% al año, deberíamos usar para el cálculo serían 0,04, es decir, el 4% en número decimal.
 

Descuento de los flujos de caja

Ahora toca descontar el flujo de caja mediante la ponderación de los flujos de caja de cada uno de los periodos a analizar, comparándolos con el dinero que podría haber obtenido con una inversión de otro tipo durante el mismo tiempo.

Para ello se utiliza la fórmula P / (1+i) t. En ella P es la cantidad de flujo de caja, i representa la tasa de descuento y t el tiempo. Con nuestra inversión en el exprimidor de naranjas analizamos 3 años, por lo que repetimos la fórmula en cada uno de ellos.

Así tendríamos  el primer año 50 € / (1 + 0.04)1 = 50 € / (1,04) = 48,08 €; el segundo : 40 € / (1 +0.04)2 = 40 € / 1,082 = 36,98 € y el tercer año: 30 € / (1 +0.04)3 = 30 / 1,125 = 26,67 €.
 

Sumamos los fujos de caja descontados y le restamos el valor de la cantidad inicial

Para obtener por fin el VAN o Valor Actual Neto de nuestro proyecto, tendremos que sumar todas las cantidades de los flujos de caja descontados y le restamos la inversión inicial.

Este será entonces la cantidad neta de dinero que obtendremos al realizar la inversión. Si es positivo el número, significará que ganaremos más dinero que si invirtiésemos en otro proyecto alternativo. Si sale negativo, ganaríamos menos dinero.

En el caso del negocio del zumo de naranja sería: Suma de los flujos de caja 48,08 € + 36,98 € + 26,67 € - 100 € (inversión inicial) = 11, 73 € de VAN. 


También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: