Qué dice la Ley Hipotecaria sobre reunificar deudas

La Ley Hipotecaria española permite la reestructuración y reunificación de nuestras deudas si se cumplen una serie de condiciones. Te contamos cuáles son.

Qué dice la Ley Hipotecaria sobre reunificar deudas
Una decisión que debe meditarse con calma

Desde que estalló la crisis son muchas las familias que se han encontrado con un bache económico que parece insalvable. La acumulación de deudas es un problema cada vez más común en nuestra sociedad. Hipoteca, tarjetas de crédito, préstamos personales... una larga lista de obstáculos que complican enormemente llegar a fin de mes.

Para intentar conseguir un poco de desahogo al respecto, la mayoría de entidades financieras ofrecen dos alternativas. Por un lado, está la posibilidad de reestructurar la hipoteca aplicando unos criterios fijados por el banco. Por otro, podemos reunificar nuestras deudas y préstamos a través de una nueva hipoteca.

La Ley Hipotecaria que impera en España menciona ambas opciones en su redacción con el objetivo de evitar la temida ejecución hipotecaria, es decir, la venta forzosa del inmueble.

 

LEY HIPOTECARIA: REESTRUCTURACIÓN DE DEUDAS


 

La Ley permite a las familias con problemas económicos solicitar a su banco una reestructuración de su deuda hipotecaria y asegurar así su viabilidad a medio y largo plazo.

Una vez entregada la solicitud, el banco tendrá que ofrecer un plan de reestructuración en el plazo de un mes. En este plan concretará las consecuencias financieras que, una vez aplicadas las medidas oportunas, repercutirán sobre los deudores. Éstos también podrán presentar sus propias condiciones.

Las medidas que se aplicarán en el plan son las siguientes:
 

  • Carencia en el pago de la hipoteca por 5 años. Estas cuotas pueden o añadirse al tramo final del préstamo, o bien prorratearse en el resto de cuotas. También puede hacerse una combinación de ambas posibilidades.
     

  • Ampliación del plazo de la hipoteca hasta un máximo de 40 años desde la fecha de concesión del préstamo.
     

  • Reducción de un 0,25% del tipo de interés aplicado al Euribor.

Ninguna de estas medidas acarrea costes de compensación en caso de amortizar la deuda en los 10 años posteriores a la aprobación del plan.

 

LEY HIPOTECARIA: REUNIFICACIÓN DE DEUDAS


 

La Ley permite a las entidades financieras reunificar el conjunto de deudas que hayamos contraído, en caso de solicitarlo. Sobre esta posibilidad no establece ningún criterio especial, sino que deja abierta la puerta a las entidades para poner sus propias condiciones.

Aunque es posible que las entidades financieras acepten una reunificación de las deudas sin una garantía hipotecaria, lo normal es que esta opción sólo sea estudiada cuando hay un inmueble que puede ser hipotecado.

Con este procedimiento todos nuestros préstamos formarán parte de una misma deuda (cuota única), que será de menor importe mensual que la suma de aquéllos por separado. Pero claro, al final de la amortización de la deuda no acabamos pagando de menos, ya que a esta cuota hay que añadir los intereses y honorarios que hayamos fijado con la entidad.

Esta reunificación de la deuda puede solicitarse, además de en el banco donde se tiene la hipoteca, en un banco nuevo o a través de un intermediario financiero.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados