¿Qué dice el Código de Circulación acerca de conducir con chanclas?

Repasamos lo qué dice el Reglamento de Tráfico sobre conducir con chanclas, descalzo, sin camiseta o estando embarazada. Aprende a librarte de accidentes y de multas. 
 

¿Qué dice el Código de Circulación acerca de conducir con chanclas?
Líbrate de las multas informándote de cuál es la vestimenta adecuada para conducir.

Sí, te pueden multar por conducir con chanclas. No es que este hecho esté penado exactamente por el Reglamento de Tráfico, lo que pasa es que queda a la libre interpretación de los agentes de tráfico.
 


¿POR QUÉ ME PUEDEN MULTAR SI ESTOY CONDUCIENDO CON CHANCLAS?



La legislación sobre tráfico señala que los conductores tienen que tener el control del vehículo en cada momento, por tanto se entiende que conduciendo con chanclas (o conduciendo descalzo) es mucho más fácil perder el control del vehículo.

Esta interpretación, como se ha mencionado antes, queda a expensas del agente de tráfico. Y es que conducir con chanclas puede ser un verdadero peligro. Las chanclas, pese a estar secas, pueden resbalar fácilmente del pie e incluso se pueden quedar atascadas entre los pedales. En ambos casos, tanto el conducir como los peatones y otros vehículos, están ante un riesgo que se podría haber prevenido.

Conducir descalzo también podrá ser multado porque la superficie del pie puede resbalar con facilidad de los pedales y también se corre un alto riesgo de provocar un accidente.

Por otro lado, conducir sin camiseta o conducir solo con un bañador o bikini también puede ser objeto de multa. Los agentes de tráfico pueden justificar la multa aludiendo a que estas acciones distraen al resto de conductores y, por ende, pueden provocar accidentes de tráfico.

Además conducir sin camiseta puede provocar heridas y hasta quemaduras de mayor gravedad durante un accidente. La ropa, por fina que sea, frena las rozaduras y limita los cortes sobre la piel.

Ten claro que tanto conducir con chanclas, descalzo o sin camiseta supone exponerse a un riesgo innecesario de sufrir accidentes. Además la multa puede ascender hasta los 80 euros.
 

CONDUCIR EMBARAZADA

Las embarazadas son el colectivo que con mayor frecuencia conduce con chanclas porque, por lo general, suelen tener los pies hinchados y van más cómodas con este calzado.

Conducir con chanclas estando embarazada supone poner en riesgo la vida del bebé y el de la madre. Durante un embarazo los mecanismos de reacción pueden ser más lentos, así que es mejor no usar chanclas para que esto no suponga otro impedimento.

Siempre es mejor que una mujer embarazada conduzca con un zapato cerrado y con el cinturón de seguridad puesto.

Conducir embarazada es posible siempre y cuando las náuseas no supongan un inconveniente. Eso sí, a partir del sexto mes de gestación es recomendable que las mujeres embarazadas no conduzcan porque la barriga habrá engordado bastante y la futura mamá estará más limitada en sus movimientos. 
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados